Vive tu moto

Equipamiento para montar en moto

Montar en moto es una actividad que nos encanta pero, al contrario que en los coches, nuestros cuerpos están expuestos a muchos más peligros en el caso de un golpe o de una caída. Te contamos qué tipo de equipamiento es el imprescindible para montar en moto, así como la normativa que debe cumplir.

motero con equipamiento para montar en moto
Equipamiento para montar en moto

Es importante saber que existen elementos cuyo uso en España no es obligatorio, pero en otros países, como en Francia, si lo sea. Antes de realizar cualquier viaje al extranjero, asegúrate de comprobar las normativas de aquellos lugares a donde te dirijas.

Además, también debes saber que en España, para realizar los exámenes para obtener los diferentes permisos que permiten circular con motocicletas, es obligatorio acudir con casco, chaqueta, pantalón, guantes y botas adecuados.

Equipamiento básico para moto para disfrutar de tu ruta

El casco

El elemento fundamental para montar en moto. Jamás debemos montar en nuestra moto si no es con el casco puesto, ¡y no sirve cualquiera!

Desde hace muchos años, el casco es un elemento obligatorio si vamos a circular con una motocicleta por vías públicas en España. Esto lo podemos comprobar en este extracto del reglamento general para la circulación de vehículos «los conductores y pasajeros de motocicletas o motocicletas con sidecar, de vehículos de tres ruedas y cuadriciclos, de ciclomotores y de vehículos especiales tipo «quad», deberán utilizar adecuadamente cascos de protección homologados o certificados según la legislación vigente, cuando circulen tanto en vías urbanas como en interurbanas

Sea cual sea tu modelo de casco, este deberá contar con la homologación pertinente. Ojo, que la homologación puede variar de un país a otro. Para la zona europea la normativa de homologación válida es la ECE/ONU R22. Si tu casco no posee una etiqueta donde se muestre que cumple la homologación europea, o muestra otra diferente, aunque pueda ser seguro, podría suponerte una multa por usar un elemento no homologado para su uso aquí.

Dentro de los cascos podemos encontrar tres tipos diferentes. Los jet, los modulares y los integrales. Además, el mercado ofrece una variedad de modelos enorme. Los encontramos de diferentes materiales tales como plásticos y fibras, siendo estos últimos los que mejor resultado ofrecen dada su ligereza extra y buena resistencia.

Es importante también contar con un cierre de calidad. En el mercado existen tres tipos: los automáticos, los micrométricos y los de doble D. El primero es el menos recomendable, mientras que la mejor opción es el de doble hebilla o doble D.

Pese a que todos ellos deben pasar las pruebas pertinentes para su homologación antes de su comercialización, siempre es más recomendable utilizar un casco integral para contar con la máxima protección.

A la hora de adquirir un casco es, pues, de suma importancia valorar estos factores, además de otros como el peso total del casco, la facilidad de cambio de la pantalla, o la inclusión de elementos como el pinlock, pantallas solares internas, o posibilidad de una instalación manos libres.

No hay que olvidar otro de los aspectos fundamentales: ¡que el casco nos quede bien! Es importante, al igual que con la ropa, probarse el casco y asegurarnos de que la talla es la correcta. El casco debe quedar ajustado a la cabeza, sin que se nos mueva.

Y recuerda que si tu casco sufre un impacto en una caída, es conveniente sustituirlo, aunque aparente no tener daños graves.

Nuestra recomendación para carretera: casco integral de fibra con cierre de doble D.

Guantes para moto

Pese a que la DGT quiso incluir los guantes para moto como elemento obligatorio para 2021, la medida finalmente no se encuentra en el reglamento de circulación. Esto no quiere decir que debamos montar en nuestra moto sin utilizar unos guantes adecuados ya que, en caso de caída, las manos son uno de los elementos que más lesiones suelen sufrir.

Podremos encontrar una variedad de guantes enorme y para todo tipo de climatología, desde guantes frescos para circular en verano hasta guantes con diferentes membranas y tejidos para llevar las manos calientes y secas con los guantes calefactables en invierno o con mala climatología.

Al igual que los cascos, los guantes pueden contar con diferentes homologaciones, que indicarán el tipo de protección para el que está comprobado ese guante en concreto.
La recomendación es buscar siempre la máxima protección, y si vamos a viajar al extranjero, comprobar que cumplan con la homologación mínima requerida.

La selección del guante dependerá también del uso que vayamos a darle y de nuestras preferencias. ¿Buscamos un guante para ciudad? ¿Para circuito? ¿Para viajar? Las opciones son enormes, pero siempre hay que tener en cuenta que posibilidades nos ofrecerá cada guante.

Protecciones en los nudillos, muñecas y deslizaderas en la palma son los elementos más interesantes para asegurarnos la salud de nuestras manos. Elementos extra como protección adicional para los dedos, compatibilidad con pantallas táctiles, o limpia viseras integrado, siempre serán de agradecer.

Luego tendremos que considerar el tipo de guante que más se adecúe a nuestra necesidad. Caña larga o corta, para verano, para invierno, impermeables e incluso calefactables. La variedad es enorme.

Antes de comprarlos, pruébatelos. Pese a las tablas de tallas, nunca hay que fiarse de las medidas o del ajuste a nuestras manos. Probándotelos te asegurarás elegir el más cómodo para ti.

Nuestra recomendación para carretera: dos parejas de guantes de caña alta, unos frescos para verano y otros con membranas térmicas e impermeables para invierno. En ambos casos con refuerzos en los nudillos, dedos, y con deslizaderas rígidas en la palma y que permitan un buen ajuste y protección de la muñeca.

Chaquetas para moto

Las chaquetas para moto son otro de los elementos fundamentales que siempre deben acompañarnos en nuestros desplazamientos.

Por mucho calor que haga, la idea de ir en manga corta en una moto, por corto que sea el trayecto, no es nada buena. Una caída a baja velocidad nos ocasionará, en el mejor de los casos, diversas contusiones y rozaduras con el asfalto.

Al igual que con el resto de elementos, el mercado dispone de un amplio surtido de chaquetas para moto de todo tipo: ciudad, carretera, circuito, verano, invierno, o todo tiempo.

Moteros preparándose con equipamiento para ir en moto

A la hora de seleccionar nuestra chaqueta, conviene comprobar el tipo de protección que esta ofrecerá, así como otros elementos que nos lleven a decantarnos por la mejor opción.

Es fundamental que cuente con protecciones en codos, hombros y espalda, así como con elementos reflectantes para cuando circulemos en condiciones de mala visibilidad. Muchas chaquetas para moto permiten además añadir espalderas más grandes, aumentando notablemente nuestra seguridad en caso de impacto.

Además, el material con el que estén fabricadas debe ser resistente a la abrasión, como la cordura, el cuerpo, el kevlar u otros elementos sintéticos especialmente desarrollados para ello.

Existen chaquetas modulares para usarlas durante las cuatro estaciones del año, ya que suelen disponer de diferentes membranas extraíbles.

A la hora de comprarla, y al Igual que con el resto de elementos, es importante que la chaqueta nos quede bien de talla, sobre todo para que las protecciones estén situadas en su lugar correcto. Por suerte, muchas chaquetas traen correas para un ajuste adicional que nos permitan lograr el encaje perfecto. Hay que mirar también qué opciones incorporan, como ventilación, huecos para protecciones extra, bolsillos o compartimentos para llevar plegadas las membranas extra.

Con todos estos puntos claros, la elección terminará por definirse con base en el material de confección que más nos guste y el diseño de este. En este campo, podremos encontrar muchos tipos, algunos incluso similares a las chaquetas de calle.

Nuestra recomendación para carretera: una chaqueta modular con protecciones homologadas para codos, hombros y con espaldera completa y de color llamativo.

Pantalones para moto

Los pantalones para moto complementarán a la chaqueta en la protección de nuestro cuerpo si nos vemos abocados a una caída. La parte inferior del cuerpo es una de las que más sufre en una caída con arrastre, por lo que es fundamental que la protejamos correctamente.

Ir en pantalón corto, en chándal o incluso con un vaquero mientras circulamos en moto apenas nos otorgará protección, por lo que conviene adquirir un pantalón adecuado, sobre todo para desplazamientos por carretera, donde se alcanzan mayores velocidades.

Al igual que las chaquetas, los pantalones para moto deben estar realizados de material resistente a la abrasión y contar con protecciones o refuerzos en la zona de la rodilla y espinilla. Además, existen también opciones para su uso por temporadas, y algunos modelos modulares que podremos usar todo el año extrayendo las membranas que no nos sean necesarias.

Dependiendo del modelo que elijamos, se le podrán incorporar protecciones extra o contarán con elementos como aperturas de ventilación o bolsillos.

Tal y como pasa con las chaquetas, existen pantalones con diseños de lo más variados, encontrando incluso modelos similares a vaqueros.

Nuestra recomendación para carretera: pantalones modulares de cordura.

Calzado o botas para moto

El calzado o las botas para moto son otro de los elementos a los que hay que prestar atención.

A la hora de adquirir calzado para moto, seguiremos las mismas directrices que para el resto de los elementos. Debe quedarnos bien de talla y estar realizado en materiales resistentes. Además, deberán contar con la mayor protección posible. Refuerzos en tobillos, empeine y puntera son muy recomendables, y si además son de caña alta, con protección en la espinilla para complementar a la del pantalón, mejor aún.

En general, la selección de nuestro calzado dependerá del uso que vayamos a darle. La comodidad de la bota es algo básico, y no es lo mismo hacer una ruta de dos horas con una bota para turismo que una para circuito. Nuestros pies agradecerán una elección adecuada.

Otros dos elementos a los que hay que prestar atención son la suela, que debe ser anti resbalones y resistente a productos como la gasolina, y el sistema de cierre, ya sea por cordones, cremalleras o mediante ajuste rápido, en todos los casos lo importante es que nos permita un ajuste perfecto.

Nuestra recomendación para carretera: botas de caña media o alta.

Otros equipamientos de seguridad para andar en moto

Como alternativa a la chaqueta y pantalón podemos utilizar un mono, al igual que hacen los pilotos de MotoGP. Al ser una prenda de una sola pieza, su integridad y protección siempre será mayor, además de que suelen contar con mayores protecciones. La comodidad, eso sí, puede ser un poco inferior.

En moto es muy importante asegurarnos de que el resto de usuarios de la vía por la que circulamos nos vean correctamente. No está de más llevar un chaleco reflectante sobre nuestra chaqueta, o que esta sea de colores llamativos.

Esto incrementará las posibilidades de que nos vean, sobre todo en condiciones de baja luminosidad.

Motero con chaleco reflectante

Los airbags para moto cada vez están más extendidos, y se ha llegado a hablar de su posible obligatoriedad para circular por carretera, aunque de momento es solo una idea.
Pese a su alto precio y ligero engorro, el airbag para chaquetas o monos puede suponer una gran diferencia en la gravedad de las lesiones que podamos sufrir en caso de un percance, por lo que si realizas trayectos en moto de forma habitual, sería una buena adquisición.

Además, motos como la Honda Gold Wing pueden llevan equipado un sistema de airbag frontal que elevará a otro nivel la protección en caso de impacto frontal.

Como recomendación general, adquiere el equipamiento que mejor se vaya a ajustar a tu uso real de la moto. No es lo mismo realizar a diario trayectos urbanos para los que podremos adquirir ropa de un estilo más casual, que realizar trayectos por autopista o salir de ruta todos los fines de semana, donde lo ideal sería una equipación más turismo, o irnos a realizar enduro o tandas de circuito, donde la protección extra del equipamiento específico nos ayudará en caso de irnos al suelo.

Nuestra seguridad es primordial, y es mejor no escatimar en el precio de todos estos equipamientos. Aunque circulemos seguros, nunca se sabe cuándo puede ocurrir un percance, y contar con todos estos elementos nos asegurará la máxima protección posible.

Además, hoy en día es posible encontrar diseños de todo tipo para cada uno de los elementos mencionados, por lo que podrás destacar a tu manera si así lo deseas.

guantes para ir en moto en invierno

Volver arriba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Realizar un comentario implica la aceptación de nuestra política de privacidad