Tecnologia

Ruidos en el motor de la moto, ¿por qué suena como si tuviera algo suelto?

7 minutos

No sabes de dónde vienen, pero sí que están ahí porque algo va mal. Te contamos cómo identificar los ruidos más comunes que puede hacer tu moto para pedirte que te ocupes de su mantenimiento.

Ruidos en el motor de la moto, ¿por qué suena como si tuviera algo suelto?

Tener tu moto a punto en el apartado técnico hará muy difícil que tengas una avería grave. Esta tendría que estar en tal caso relacionada con un defecto de fabricación, lo que resulta altamente improbable.

1 El motor emite una especie de castañeo cuando está frío y no desaparece. Sólo lo hace cuando gana temperatura.

Seguramente tu motor tenga bastante kilómetros y le vaya tocando en su calendario de revisiones un reglaje de válvulas, un cambio de la correa, cadena de distribución o el tensor de ésta. No te fíes demasiado o abuses de la fiabilidad del motor. Podrías tener una avería importante a la vuelta de la esquina, de esas que por su elevado coste pueden sellar el destino de tu moto.

Realizar el correcto mantenimiento de tu motor, siguiendo fielmente las indicaciones y plazos dictados por el fabricante, asegura que funcione durante muchos años a un óptimo rendimiento. Cada vez que lo uses no te olvides de dejar subir la temperatura para que todos los componentes internos tengan una mejor lubricación. El lector del circuito de refrigeración o el de temperatura del aceite te darán las pistas que necesitas. No aceleres bruscamente en frío. Si eres paciente y considerado con tu motor, notarás cómo va entregando su mejor rendimiento.

2 El amortiguador trasero suena como los muelles de una cama antigua.

No entres en pánico, pero revisa más temprano que tarde que los tacos de goma en el anclaje del amortiguador y las partes móviles del juego de bieletas inferior de éste estén debidamente engrasadas. Es cierto que se trata de un mecanismo bastante fiable, pero abusar de su robustez es algo que no te conviene. Si llegases a tener una rotura por falta de engrase, la avería podría ser muy aparatosa o darte un buen susto en marcha.

Para mantener en óptimo estado las suspensiones de tu moto lo primero que debes hacer es emplear el reglaje adecuado al peso y tipo de uso que principalmente vas a dar a tu máquina. No se trata solo de tu propia tara, sino de la sobrecarga que supone circular habitualmente con pasajero.

Puedes hacerlo tú mismo mediante los sistemas de regulación de la horquilla y la suspensión trasera siguiendo las recomendaciones del fabricante. También puedes recurrir a un especialista. Lo saben todo sobre amortiguadores, densidad de aceites, muelles, reglajes, usos habituales y soluciones, por lo que es una gran opción. En el día a día, chequea visualmente de vez en cuando que los retenes de la horquilla no presenten fugas.

Monoamortiguador Trasero TDM 900

3 Cuando aceleras con la moto en marcha, se genera un ruido muy intenso y sube inexplicablemente de revoluciones sin que por ello aumente la velocidad.

La causa más probable para este anómalo comportamiento está en que el cable del embrague esté demasiado tenso. Tienes puntos de regulación tanto en la maneta como en la leva del motor, así que deberás tensarlo en un punto en el que la maneta del embrague recorra medio centímetro antes de comenzar a actuar. Otra razón puede estar en el desgaste de los discos de embrague, una operación de sustitución que es preferible encargar a un profesional.

También hay costumbres y buenas maneras en la conducción que maximizan la vida útil de los componentes internos del embrague. Se ha de utilizar la totalidad del recorrido de la maneta, y accionarlo estrictamente a la hora de arrancar, realizar cambios de marcha o en la búsqueda del punto muerto. Lo más importante es no someterlo a esfuerzos inútiles. Un ejemplo de ello es mantener accionado el embrague mientras estás parado en un semáforo para no tener que engranar el punto muerto. Si se alarga la espera, aumenta la temperatura.

4 El escape emite un sonido mucho más grave, como de moto de carreras

Te va a tocar ponerte de rodillas y buscar alguna rotura en alguna de las soldaduras o la superficie del tubo de escape, ya que alguna pequeña fisura o rotura debe haber por ahí. La primera impresión es que tu moto emite un sonido mucho más de carreras, pero no cierto es que en ningún caso está ofreciendo mejores prestaciones. Se puede reparar fácilmente con una soldadura o si la fractura o la corrosión están demasiado avanzadas, probablemente haya llegado el momento de sustituir el propio sistema de escape.

Para retrasar al máximo ese momento, puedes adoptar algunas costumbres que preservarán la vida útil de tu escape, así como su apariencia estética. Vivas o no en una zona cercana al mar, guardar tu moto bajo techo evitará que quede expuesta a la corrosión de sal o la humedad de la lluvia. En cuanto a la apariencia, el cromado de los escapes también es sensible a la suciedad y la exposición al sol. Mantenerlos inmaculados significa ensuciarlos lo menos posible, ya que el proceso de limpieza con una simple bayeta ya supone un desgaste en sí mismo.

5 El disco de freno delantero hace mucho ruido

Seguramente te toque realizar un cambio discos y de pastillas, ya que el material de ambos componentes tiene una vida limitada. Si el ruido es exagerado, puede que hayas llegado al final de la pastilla de freno y lo que esté rozando con el disco sea la parte metálica del pistón que la empuja para frenar. En ese caso te mereces pagar la factura del cambio completo de disco y pastillas –y quizá también de la pinza- por haber dejado de lado su mantenimiento hasta haber llegado a ese punto. Si no has llegado a tal extremo, puede que ya haya partículas del disco incrustadas en las pastillas, por lo que también necesitas un mantenimiento urgente, incluso, para revisar los latiguillos de tus frenos.

El óptimo mantenimiento de un disco de freno comienza por una frecuente revisión visual. El paso del tiempo, por otra parte, afecta a la composición química del líquido de frenos, perdiendo con ello efectividad. Los latiguillos, las conducciones hidráulicas que llevan este desde la bomba de freno en la maneta del manillar o el pedal del estribo hasta las pinzas, son a menudo de goma. El paso del tiempo o el abandono a la intemperie de moto también puede afectar negativamente a su estanqueidad. Conviene cambiarlos si tu moto va cumpliendo años. Sustituirlos por unos de trenzado metálico es una buena sugerencia, ya que son más duraderos y efectivos frente a la dilatación por calor en un uso continuado.

Volver arriba

Comentarios

  1. Claudio Vazquez dice:

    Hola una consulta me hace ruido el motor pero una vez q apretó el embrague no lo hace q solución me podrias dar

  2. Arnold vargas dice:

    Cuando apago la moto despues de andarla un tiempo comienza a sonar el tubo de escape como si brincaran balines adentro

  3. Arturo elias Ochoa sarmiento dice:

    Buenas recomendaciones

  4. Carlos dice:

    Si notas algún ruido extraño en tu moto, es importante llevarla al taller lo antes posible. Un mecánico puede diagnosticar el problema y realizar las reparaciones necesarias para evitar que el problema empeore. En mi caso tengo una moto Derbi Senda de 125 cc que compré hace unos años. La moto siempre ha funcionado bien, pero hace unos días empecé a notar un ruido extraño cuando aceleraba. El ruido era como un chirrido y parecía venir de la parte delantera de la moto y sorpresa me ha tocado cambiar el amortiguador derbi senda

  5. José Francisco Álvarez Concepción dice:

    Me gustaría saber el por qué al soltar la maneta del embrague con un cambio engranado mientras la moto circula se escucha un intenso traqueteo que desaparece al presionar la maneta

  6. Miguel Hernández dice:

    Tengo una moto 150 y le cambié pistón ,anillos , tijeras , martillero, balancines, árbol de levas y suena por qué será

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Realizar un comentario implica la aceptación de nuestra política de privacidad