Cultura Motera

Sidecar de moto: origen, normativa y guía de compra

Aunque hoy resulten extraños de ver, los sidecares fueron en su momento uno de los vehículos más populares de la automoción, pero la llegada del utilitario terminó arrinconándolos, reduciendo su presencia a un número muy reducido de unidades.

Una de las primeras competiciones en sidecar
Sidecar de moto: origen, normativa y guía de compra
Una de las primeras competiciones en sidecar

Origen del sidecar

Los sidecares fueron vehículos muy populares en las calles y carreteras españolas hasta la mitad del pasado siglo. Acoplar un sidecar a una moto multiplicaba la capacidad de uso de la motocicleta, permitiendo viajar más personas a la vez, o llevar más equipaje del que sería posible transportar en el limitado espacio de una moto. Además, un sidecar aportaba estabilidad, porque no requería del buen equilibrio del conductor para avanzar, pero eso no quiere decir que fueran sencillos de manejar.

Sidecar del ejército alemán

En el arranque de la automoción y en los primeros años del siglo XX, la moto con sidecar fue un vehículo de lo más común, y siguió siéndolo hasta los años cincuenta. Tras la II Guerra Mundial, cuando la vieja Europa comienza la normalización de su vida, la primera etapa de la motorización del país pasa por la motocicleta. Los automóviles no estaban al alcance de muchos bolsillos, y muchos de los que no podían acceder a la compra de un coche encontraron en las motos con sidecar el vehículo ideal para desplazarse en familia.

Los sidecares daban mucho juego en ese momento, y se movían en el mismo plano que los automóviles y motocicletas. En el mercado español, la moto fue mayoritaria en el parque motociclista hasta los años sesenta, y el sidecar, aunque en un número inferior al de la moto, tenía una amplia implantación. Seguro que en tu álbum familiar hay alguna foto de algún familiar o conocido a lomos de una Vespa con sidecar, que fueron enormemente populares en España.

Inicio de las competiciones de sidecar

Sin embargo, la llegada del utilitario, el éxito del 600, ahogó a los sidecares, porque el popular “pelotilla”, pese a su compacto y reducido tamaño, ofrecía unas capacidades que ni las motos ni los sidecares podían alcanzar, y a partir de la década de los sesenta empezó a disminuir la presencia de las motos con sidecar en nuestras calles, hasta quedar prácticamente extinguidos o convertirse en meros objetos de exposición. Al norte de los Pirineos el destino del sidecar fue similar, pero en determinados países como Francia, Alemania o en algunas zonas de Centroeuropa, todavía se pueden llegar a encontrar sidecares en motos.

Dnepr con sidecar

¿Qué es un sidecar de moto?

Básicamente, un sidecar es una plataforma con una rueda de apoyo que se sitúa en un lateral de una motocicleta. El sidecar se puede situar indistintamente a la derecha o a la izquierda de la moto, y en algunos tipos de moto se realizaba una versión específica dotada de un chasis y unos anclajes especiales para fijar el sidecar, facilitando la tarea de desacoplarlo cuando no fuera necesario y que la moto pudiera circular sin él. En otros casos, se hacían trabajos de adaptación más o menos adecuados para permitir el acoplamiento de un sidecar.

Paco González en las 12H de resistencia de 1959

Uno de los modelos más famosos y célebres fue el BMW R 75, popularmente conocido como BMW Guerra, porque se trataba de un sidecar empleado por la Wehrmacht, el ejército alemán, en el II Guerra Mundial. La base mecánica de origen era un motor boxer bicilíndrico de 745 cc y 26 CV de potencia a 4.000 rpm. Tenía una caja de cambios de cuatro velocidades y marcha atrás, y tres marchas en modo off road con tracción a la rueda del sidecar, y marcha atrás. Comenzó a producirse en 1942, y llegaron a fabricarse 18.000 unidades.

Una de las particularidades del pliego de condiciones que impuso la Wehrmacht es que el 70 por ciento de las piezas debía ser compatible con el Zündapp KS750, otro sidecar fabricando para el ejército alemán, y las llantas debían tener la misma medida que las de los vehículos todo terreno del ejército, por si en algún momento el sidecar debía ejercer de donante para estos coches.

En tiempos de paz, BMW mantuvo diferentes modelos de sidecar en su producción, y en el Campeonato del Mundo de Velocidad se convirtió a partir de 1955 en el mayor suministrador de sidecares de competición, dominando la categoría hasta los primeros años de la década de los setenta. El último modelo de serie realizado por BMW fue el R 60/2, cuya producción cesó en 1969.

BMW R 75

Vespa también contó con una importante producción de motos con sidecar, pero fue aún mayor la de motocarros, pequeños vehículos de transporte de tres ruedas, ágiles y manejables, que se encargaban del transporte de mercancías en las ciudades. Sin embargo, las populares motos con sidecar de Vespa fueron de lo más comunes en las calles de las ciudades españolas, aunque, como decíamos antes, la llegada del 600 dejó apartados a estos vehículos de tres ruedas.

¿Qué carnet te permite conducir una moto con sidecar?

Cualquiera de los permisos de conducción para moto, el A1, A2 o A, te faculta para conducir una moto con sidecar siempre que sea acorde con la cilindrada del sidecar.

Normativa de las motos con sidecar

Hay ciertas limitaciones sobre el ocupante del sidecar, que según el artículo 12 del Reglamento General de Circulación no puede ser menor de 12 años, aunque se permite viajar en él a mayores de 7 años siempre y cuando los conductores sean los padres, tutores o personas mayores de edad autorizados por ellos. Y siempre empleando un tipo de casco homologado.

Sidecar Mash

El tamaño del sidecar debe ser proporcional a la moto y fijarse al lado derecho del vehículo, debe emplear un piloto trasero rojo en el lado derecho para que el resto de usuarios se percaten de la anchura real, un intermitente amarillo en la parte delantera, y placa de la matrícula en la parte posterior. Las luces antiniebla delantera y trasera son opcionales. Tampoco es obligatorio que la rueda del sidecar tenga freno.

¿Cómo pilotar una moto con sidecar?

Para conducir una moto con sidecar hay que familiarizarse con una técnica de pilotaje que nada tiene que ver con una moto. Para empezar, siempre se desplaza en un plano horizontal, no como una moto, que se inclina en las curvas. Sin embargo, el conductor ha de saber manejar el reparto de pesos, porque se trata de un vehículo asimétrico, y eso influye notablemente a la hora de trazar curvas.

(FIM Sidecar World Championship - Assen, Netherlands)

El vehículo concentra el peso en la parte trasera y el lado derecho, que es donde se encuentra el sidecar por lo general, aunque no es raro que el side se fije por el lado izquierdo.

Al girar hacia el lado del sidecar, la rueda del sidecar puede levantarse del asfalto, y hay que aprender a controlar ese movimiento, y también hay que tener en cuenta que no es lo mismo viajar con el sidecar vacío que ocupado. En este caso, el acompañante juega un papel importante porque sirve de contrapeso y ayuda a equilibrar el vehículo. No necesita llegar al límite de los sidecares de competición, donde el pasajero se descuelga y trabaja intensamente sobre el sidecar, pero un poco de ayuda no viene mal. Y cuando se viaja solo, sin pasajero, hay que estar atento para evitar situaciones comprometidas.

Los hermanos Birchall (FIM Sidecar World Championship - Oscherleben, Germany)

Modelos actuales de sidecares para motos

El catálogo de sidecares disponibles en la actualidad es más bien reducido. En las remotas regiones de Rusia siguen dejándose ver los Dniepr, un sidecar derivado de los BMW R 75 que la Wehrmacht dejó abandonados tras su incursión en la Unión Soviética. Y la copia de la copia llegó de la mano de los chinos, con el fabricante Changjiang produciendo este tipo de vehículos.

Los tiempos han llevado a una modernización del fabricante chino que ahora produce un sidecar de formas clásicas pero dotado de un motor bicilíndrico en línea más dotado y actual.

Sidecar Mash

Hay preparadores muy arraigados en Estados Unidos que producen sidecares adaptados a motos actuales, que tiene modelos específicos para motos de Triumph, Harley-Davidson o BMW, entre otras marcas de motos, y son capaces de realizar y adaptar sidecares a prácticamente cualquier tipo de moto. Francia es otro de esos países que mantiene cierto arraigo, y el fabricante Mash ofrece diferentes modelos con tecnología actual y aspecto clásico, que cuentan con un notable acabado.

Comentarios

  1. Alfonso García dice:

    Me encantan las motos con sidecar

  2. Antonio Elias Rodriguez dice:

    Me puede interesar

  3. JOSEP HERRERO BALLANO dice:

    Ante todo agradecer la publicación sobre las motocicletas con sidecar.
    Es un tema que el 99,9% de los aficionados y moteros desconocen por completo.
    Como bien dices. En España apenas hay unidades de estos vehículos. Mientras que en Francia, Belgica, Holanda? Alemania, Suiza y otros varios países de Europa, sobre todo del norte, es un vehículo bastante extendido y muy usado en invierno. Es por esto que los principales fabricantes son Holandeses, franceses y alemanes.yo soy el importador de un fabricante holandés.
    A parte de la falta de tradición en R spaña de estos vehículos. Esta el coste que supone su regularización. Por lo general suele superar el propio valor de la motocicleta receptora. Lo puedo afirmar con rotundidad pues como ingeniero, actualmente ya retirado, he legalizado, montado, diseñado y construido unos cuantos.

  4. Mar_García Blanco dice:

    Me encanta el artículo, es que siento devoción por los sidecares. Gracias.

  5. Johnny dice:

    Interesante, pero ni una mención para la marca Ural que sigen ser fabricadas y disponibles en España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Realizar un comentario implica la aceptación de nuestra política de privacidad

Más Box Repsol...