Cultura Motera

Conducción preventiva: cómo podemos evitar accidentes según la DGT

7 minutos

¿Sabes qué es la conducción preventiva y sus reglas fundamentales? Aprende en qué situaciones debemos extremar la precaución y qué técnicas de conducción preventiva debemos utilizar en moto para evitar accidentes

Motero conduciendo de forma preventiva por la carretera
Conducción preventiva: cómo podemos evitar accidentes según la DGT
Motero conduciendo de forma preventiva por la carretera

La conducción preventiva también se conoce como conducción defensiva. Se basa en adelantarse a situaciones que se pueden dar mientras conducimos nuestra moto. Está claro que muchas veces no van a suceder, pero siempre debemos estar preparados para actuar ante los distintos escenarios que se puedan dar.

¿Qué es la conducción preventiva?

Cuando conducimos nuestra moto por ciudad y carretera, especialmente si tenemos poca experiencia, siempre debemos tener claro que no somos el único vehículo que circula por el mismo lugar que nosotros y siempre tenemos que estar preparados para evitar posibles situaciones de riesgo o saber cómo reaccionar cuando estas se producen. La experiencia acumulada es muy importante para actuar debidamente ante algunos momentos delicados, pero mientras conducimos nuestra moto, siempre es importante mantener un elevado nivel de concentración y observar continuamente lo que ocurre a nuestro alrededor, intentando que nuestra vista no se quede fija en un solo lugar y así recibir información de distintos puntos, tanto los que podemos ver mirando hacia delante y a los lados, como los que divisamos por los espejos retrovisores. De ahí que debamos intentar que nuestro campo de visión siempre sea lo más amplio posible, sin quedarnos escondidos tras otros vehículos, porque si nosotros vemos bien, también seremos vistos más fácilmente por el resto de conductores que circulen a nuestro alrededor.

Imagen de una moto adelantando preventivamente en la calle

Por este motivo se puede decir que la conducción preventiva se centra principalmente en la anticipación. Por tanto, si practicamos una conducción preventiva, podremos ser capaces de reaccionar debidamente ante circunstancias que nos puedan afectar como las producidas por nuestra moto, otros conductores, peatones, señalizaciones, el entorno, el clima, etc.

Por tanto, la conducción preventiva no se basa solo en la habilidad que tengamos al conducir, sino en la capacidad de anticipar situaciones de peligro que se pueden dar mientras circulamos.

Imagen de un atasco con distancia de seguridad

¿Cuáles son los principios de la conducción preventiva?

Es cierto que algunas situaciones son inevitables y al estar provocadas por otros, nosotros no tenemos las capacidades suficientes para poder esquivarlas siempre. Sin embargo, existen ciertas reglas o principios que pueden contribuir a que nuestra conducción sea más eficiente y segura y a que superemos sin problemas ciertas situaciones que se pueden dar mientras circulemos a los mandos de una moto:

  • Mantener un alto nivel de concentración y evitar distracciones que desvíen nuestra atención. Cuanto mayor sea la recogida de información sobre el tráfico y nuestro entorno, mayor será nuestra capacidad de reacción ante posibles imprevistos.
  • Pensar en posibles situaciones peligrosas que puedan suceder para ser capaces de anticiparnos a ellas. Mantener la vista un tanto alejada es muy importante. Nos puede ayudar a adaptar nuestra conducción a cada momento.
Mujer motera conduciendo de manera preventiva con su Honda
  • Conservar las distancias de seguridad necesarias dependiendo de la velocidad. En la medida de lo posible, evitar circular en aglomeraciones y no ralentizar el tráfico. Si circulamos más despacio que los vehículos de nuestro entorno, las situaciones de riesgo nos pueden llegar por detrás y estas son más difíciles de prevenir. Ante condiciones meteorológicas adversas y asfaltos húmedos, es de vital importancia ampliar la distancia de seguridad.
Imagen representativa de cómo conservar la distancia de seguridad en moto
  • Conocer las capacidades y limitaciones de nuestra moto. También saber cuáles son las nuestras. Para esto los cursos de conducción son una solución inmejorable. Con ellos podemos mejorar nuestra capacidad de autocontrol y regularnos de acuerdo a nuestra destreza a los mandos de nuestra moto.
  • No molestar, ni entorpecer la circulación. De todos los vehículos a motor que circulan por las calles y carreteras, está claro que las motos son los más frágiles. Por tanto, no hay que generar situaciones de riesgo, ni dificultar la circulación de otros vehículos más pesados.

Situaciones donde extremar la conducción preventiva

Siempre es importante observar primero y actuar después de acuerdo a la información que hayamos recabado, pero existen algunas situaciones en las que tendremos que ser especialmente precavidos al circular a los mandos de una moto:

  • Maniobras: antes de realizar cualquier maniobra en la que vayamos a modificar nuestra trayectoria es muy importante observar bien nuestro entorno. Primero deberemos mirar bien y si consideramos que es posible realizar la maniobra, activaremos los intermitentes antes de iniciarla.
  • Adelantamientos: en carreteras de doble sentido deberemos tener claro que disponemos del suficiente espacio libre ante nosotros para realizar el adelantamiento. También deberemos haber mirado por los dos espejos retrovisores antes de comenzar la maniobra y estar seguros de que no se aproxima ningún otro vehículo por detrás. Y, por supuesto, indicar con los intermitentes del lado izquierdo que vamos a comenzar la maniobra de adelantamiento, y con los del lado derecho que vamos a retornar a nuestro carril, manteniendo siempre la separación adecuada con el vehículo adelantado.
Imagen de cómo realizar un adelantamiento preventivo
  • Cambios de carril e incorporaciones: observar para comprobar que disponemos del hueco suficiente y que no hay otros vehículos en el lugar al que pretendemos movernos. Hay que tener en cuenta los “ángulos muertos”, por lo que, además de mirar a través de los espejos retrovisores, es conveniente girar con rapidez la cabeza hacia los lados para cerciorarnos que tenemos el camino libre.
  • Rotondas o glorietas: cuando son de varios carriles y circulamos por los del exterior, es muy importantes vigilar por el retrovisor del lado izquierdo si algún vehículo se aproxima por los carriles interiores.
Rotonda de Plaza Espanya de Barcelona
  • Intersecciones y semáforos: es aconsejable orillarse al lado derecho antes de detenerse para no quedarse parado en el medio del carril. Antes de arrancar desde parado siempre hay que mirar para los dos lados y también verificar que hay espacio libre ante nosotros. Incluso si tenemos prioridad en un cruce o el semáforo está en verde para nosotros, siempre deberemos mirar hacia los lados para asegurarnos, en el caso de que se aproximen vehículos, de que estos nos van a ceder el paso.
  • Pasos de cebra: cuando nos estemos aproximando a un paso de peatones, deberemos aminorar la marcha y comprobar que ningún peatón desea cruzar por él. Para ello deberemos mirar varias veces a hacia ambos lados y prestar especial atención a los peatones que van corriendo o haciendo deporte.

Foto 11

  • Paradas: si tenemos que detenernos por algún motivo y no podemos hacerlo en una zona apartada de la carretera, siempre lo deberemos hacer lo más orillados a la derecha que nos sea posible e indicarlo con los intermitentes de emergencia. En el caso de circular en grupo, nunca nos detendremos en paralelo a otra moto y siempre lo deberemos hacer en fila. Al bajarnos de la moto, tendremos que prestar mucha atención al tráfico y no invadir la calzada.
  • Meteorología adversa: hay que extremar aún más las precauciones. Los neumáticos tienen menos agarre, se necesitan más metros para frenar y el campo de visión es menor. Además, hay que tener en cuenta que al resto de conductores les ocurre lo mismo. Utilizar un chaleco o un casco de color llamativo puede contribuir a aumentar la seguridad en estas condiciones. En conducción nocturna sucede un poco lo mismo, aunque los neumáticos y los frenos no pierden tanta efectividad.

Comentarios

  1. Rafael Flores Martínez dice:

    He sido profe de física durante cuarenta años. He dedicado clases, después del tema de Energía/trabajo, a enseñar a frenar en moto y discusiones complementarias. Llegué -junto con mis alumnos- a la conclusión de que hay multitud de comportamientos que tienen que ver con la conducción en moto que no son tan evidentes como la gente cree y que han sido desvirtuados por «recetas» populares.
    Se nos ocurrió promover la campaña de que merece la pena irse, con asesores o compañeros que hubieeran estudiado, a algún lugar donde no corramos peligro y aprendamos a observar fenómenos físicos de la moto que están mal enfocados por la cultura popular. Por ejemplo, hay que frenar con el delantero, que es el que realmente funciona, pero hay que aprender a hacerlo y elegir cuando y cómo. No es evidente. No te caes -necesariamente, dice la gente- sino que hay que matizar. Y así, multitud ee cosas.

  2. Luis dice:

    Buen artículo. Además de todas estas recomendaciones, os indico algunas que a mí me ayudaron alguna vez.
    Mirar los retrovisores del o los vehículos que llevo delante, dice más la vista de una persona que si no pone el intermitente.
    Si voy detrás de un coche, sobre todo en caravana, siempre intento estar pendiente unobo dos coches por delante del que me precede, no sé si el que va delante está atento a la circulación.
    Nunca, nunca voy detrás de un coche que no vea «a través de él» es decir no voy detrás de furgonetas o similares, prefiero reducir y que me adelanten y dejar mucho más especio.
    A mí me ayudan, espero que ayuden a los demás y cuando voy en coche, hago lo mismo.
    Un saludo

  3. Joaquín Gorreta Martínez dice:

    COMO DESARROLLAR CONCIENCIA ESPIRITUAL
    Con el patinete eléctrico

    1- velocidad aconsejable 20 kms
    2- aceleraciones suaves y progresivas, igual máxima comodidad y seguridad
    3- ceder el paso a todos los peatones posibles en tú trayecto, igual a máximos actos de conciencia
    4- agradece a los conductores que te ceden el paso, igual a educación espiritual
    5- tu relajación y evolución será progresiva a más tiempo más actos de conciencia, igual a pura inteligencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Realizar un comentario implica la aceptación de nuestra política de privacidad

Más Box Repsol...