Vive tu moto

¿Cómo funciona el alquiler de motos en España?

10 minutos

¿Cómo se alquila una moto? ¿Qué modelos se pueden alquilar? ¿Podemos viajar fuera de España con una moto alquilada? ¿Existen plataformas para alquilar motos entre particulares? Apunta los siguientes consejos para subirte a una moto de alquiler.

¿Cómo funciona el alquiler de motos en España?

Tal es el crecimiento que ha experimentado este tipo de actividad en los últimos tiempos, que en la actualidad existen distintos métodos para alquilar una moto. Desde empresas dedicadas a ello, hasta las propias marcas e incluso plataformas que facilitan el alquiler entre particulares, cada vez disponemos de más maneras que nos facilitan el alquiler de una moto.

El alquiler de motos se está extendiendo y son muchos los usuarios que optan por este sistema para disfrutar del placer de conducir una. Bien para unas vacaciones o simplemente para dar un paseo una mañana de sábado, o incluso para hacer turismo por una ciudad, alquilar una moto es una buena opción para disfrutar al máximo de nuestros momentos de ocio. Prueba de ello es que en los últimos años el sector se ha ido especializando y ha mejorado la oferta para que podamos alquilar una moto con facilidad, y en el lugar y en el momento que deseemos.

 ¿Qué requisitos son necesarios para alquilar una moto?

1. Saber el tipo de carnet para alquilar una moto

El primero y más importante es estar en posesión del tipo de permiso de conducir según la moto que queramos alquilar. De este modo podremos alquilar modelos de hasta 125 cc con el carné A1 y también con el B de coche a partir del tercer año, limitados a 35 kW con el A2 o cualquier moto que encontremos disponible con el A. Para personas procedentes de otros países que deseen alquilar una moto en España, en unas ocasiones es posible solo con presentar el carnet de su lugar de origen o en otras se exige el permiso internacional de conducir, por lo que es un tema que se debe consultar con anterioridad. Después se debe presentar el DNI o el pasaporte cuyos datos se asociarán al contrato de arrendamiento de la motocicleta. Este documento deberá ir firmado por ambas partes para que tenga validez en el caso de que sea solicitado por una autoridad.

2. Documentos a tener en cuenta

Al alquilar una moto y circular con ella, el usuario debe estar siempre en posesión de la documentación del vehículo. Esta debe estar compuesta por permiso de circulación, ficha técnica y póliza del seguro. Si la moto está a nombre de una empresa, lo correcto es que en el permiso de circulación conste como que se trata de un vehículo de alquiler para evitar posibles problemas.

La formalización del contrato de alquiler finaliza con el abono de la tarifa correspondiente. Además de este pago, muchas empresas que se dedican al alquiler de motocicletas suelen pedir una fianza cuya cuantía varía dependiendo del precio y de la categoría de cada moto. La fianza puede ser en efectivo o en forma de retención en una tarjeta de crédito. De este modo se asegura la cobertura de posibles daños en la moto alquilada. Si al devolverla está todo igual que al recogerla, se reembolsará la fianza íntegra al cliente. Por este motivo, es importante solicitar el justificante de la cantidad entregada al principio y también verificar bien el estado de la moto antes de ponernos en marcha con ella por primera vez y, en el caso de que tenga algún desperfecto, que quede reflejado por escrito en el contrato.

3. Contrata un seguro de motos

La contratación de un seguro de motos es otro requisito fundamental que se debe incluir al alquilar una moto. Cada compañía dicta cuáles son las condiciones de la póliza, pero el seguro debe incluir cobertura en caso de accidente para el conductor autorizado y asistencia en viaje desde el kilómetro cero, además de la responsabilidad civil obligatoria. Del mismo modo, aunque sea más caro, es aconsejable que el seguro sea de los denominados a todo riesgo y que incluya cobertura de robo. Por eso, antes de firmarlo, se deben leer bien todos los puntos para saber qué es lo que cubre. Hay que tener en cuenta las exclusiones establecidas en general, como los daños que se puedan causar al conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas, o los ocasionados por otra persona que no sea la que haya firmado el contrato de alquiler del vehículo.

4. Edad para alquilar una moto

Otro tema que puede afectar al alquiler de una moto es el de la edad mínima y, dependiendo del tipo de moto, muchas empresas del sector la pueden exigir. Los años de experiencia también pueden ser solicitados a la hora de alquilar ciertos modelos de moto.

5. ¿Cuánto tiempo puedo alquilar una moto?

Con respecto al tiempo de alquiler y a los kilómetros que se van a recorrer, sí es cierto que algunas empresas ponen límites. Sin embargo, últimamente también están surgiendo nuevos métodos de alquiler como puede ser el renting por meses, que permite disponer de una moto durante un periodo de tiempo largo, sin límite de kilometraje y a un precio más asequible que si se alquila por días o semanas.

 ¿Qué modelos de moto se pueden alquilar?

La verdad es que el muestrario de motos que se pueden alquilar es realmente amplio. Desde motos cómodas para moverse por ciudad, eléctricas pequeñas que se contratan a través de aplicaciones, hasta modelos de gran cilindrada equipados al máximo para viajar, e incluso deportivas para rodar en circuito, la oferta de motos de alquiler que podemos encontrar es muy variada.

Alquiler de motos Honda: Rent Wing Riders

Además, ahora no solo las empresas especializadas se dedican a esta labor. Desde hace unos años también es posible alquilar motos en concesionarios oficiales de algunas marcas. Así podemos probar largo y tendido modelos de última generación que acaban de llegar al mercado.

Al respecto, Honda ofrece el programa “Rent Wing Riders” que permite alquilar algunos de sus modelos en concesionarios adheridos al citado programa. En este caso, se requiere una edad mínima de 21 años para alquilar una moto como puede ser la CB500X o de 23 para el resto de modelos disponibles. Los alquileres de las motos se cuentan por días completos hasta las 19 h, la hora máxima de devolución de la moto alquilada. Si hay disponibilidad, se puede facilitar la entrega en la tarde anterior o la devolución en la mañana siguiente. Al confirmarse la reserva se deberá abonar un 30% del alquiler y el resto antes de comenzar a circular con la moto elegida. Los modelos disponen de seguro a todo riesgo con asistencia con franquicia. Esta es de 500 € en el caso de la CBX500X y de 600 € en el resto. La asistencia en viaje está igualmente incluida en el seguro. Todos los modelos disponibles cuentan con equipamiento de viaje como maletas y soporte para dispositivos móviles. Las tarifas varían entre martes y jueves, y viernes y lunes, siendo más bajas las primeras. En alquileres hasta seis días están incluidos 300 km diarios, mientras que el kilometraje es ilimitado a partir de siete días. El kilometraje adicional se debe pagar aparte. Por citar algunos ejemplos, alquilar una CBC500X entre semana cuesta 128 € al día y 148 € si es fin de semana. En el caso de alquilarla una semana entera el precio es de 679 €. Si elegimos una CRF1100L Africa Twin deberemos pagar entre 158 y 178 € por un día de alquiler, o 791 € por siete días. Estos precios incluyen IVA.

Por otro lado, están las empresas que se dedican al alquiler de motos y que proponen rutas guiadas, no solo por España, sino también por muchos rincones del mundo. En estos casos se puede decir que se llega “a mesa puesta”, y además de la moto, también te ofrecen la posibilidad de alquilar el equipo necesario para el conductor como puede ser casco, chaqueta, pantalones, botas, etc.

¿Se puede viajar fuera de España con una moto de alquiler?    

Es posible viajar al extranjero con una moto de alquiler siempre que esté permitido por la empresa que la alquila. Igualmente algunas ponen restricciones y no permiten viajar a ciertos países, y tampoco consienten viajar en ferry con la moto incluso por España. Hacerlo puede conllevar la pérdida de la cobertura del seguro y la obligación de responder a cualquier daño que se pueda producir.

Es importante conocer las normas de conducción de cada país antes de cruzar sus fronteras, pues estas varían incluso si viajamos a países de la Unión Europea. Otro tema trascendental es saber si el carné de conducir del que disponemos es válido en el país que vamos a visitar.

Si queremos desplazarnos en moto de alquiler en un país distinto al nuestro, por lo general es más sencillo llegar hasta él en otro medio de transporte y alquilar la moto en el destino elegido.

En el caso de tener un siniestro fuera de España con una moto de alquiler se debe rellenar un parte en el mismo lugar del suceso con el nombre y la dirección del conductor del vehículo contrario, la matrícula del citado vehículo, la aseguradora y el número de póliza, la hora y el lugar exacto del siniestro, así como la firma de todos los implicados. Si no está claro cómo se ha producido el accidente y de quién es la culpa, lo suyo es pedir asistencia a la policía local.

¿Cómo funciona el alquiler de motos entre particulares?

Otro sistema que ha surgido últimamente y que cada vez cuenta con más adeptos es alquilar la moto de un particular. Para ello existen plataformas de consumo colaborativo que permiten el alquiler de motos entre particulares y que ya funcionan en distintas ciudades españolas, como la web Momoven. Todo se hace de manera fácil y segura, y es el propietario el que determina el precio del alquiler y a quién “presta” su moto. De esta manera es fácil alquilar motos diferentes o aquella con la que hemos soñado y no hemos podido comprar.

Además, no solo se pueden alquilar motos modernas a través de estas plataformas, sino que también se pueden encontrar algunas con varios años en su haber e incluso clásicas. Los responsables de Momoven han encontrado la póliza de seguro adecuada para que propietarios y conductores estén tranquilos durante el alquiler, y para que disfruten con garantías de la experiencia. La plataforma cubre el 100% de los daños que se puedan producir en función del plan elegido y sin la necesidad de que el conductor de la moto deposite una fianza. Echando un vistazo a los modelos de Honda podemos encontrar, por ejemplo, una Honda CB125F por 28 €, un SH300i por 24 €, una CB650R por 45 € o una CRF1100L Africa Twin por 100 €, e incluso una NX650 Dominator de 1989 por 65 €, todos precios correspondientes a un día de alquiler.

Comentarios

  1. Pablo dice:

    En qué plataforma se puede alquilar una moto a un particular?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Realizar un comentario implica la aceptación de nuestra política de privacidad

Más Box Repsol...