Vive tu moto

5 rutas moteras para el invierno

7 minutos

¿Crees que el turismo en moto sólo se disfruta con buen tiempo? Te proponemos cinco rutas; unas te recordarán al verano y otras te dejarán disfrutar del invierno en toda su esencia.

honda de lado en una carretera con nieve y montañas heladas de fondo
5 rutas moteras para el invierno

Aunque el viaje en moto más simbólico del invierno sea acudir a la concentración Pingüinos dentro de nuestras fronteras, o la de Los Elefantes fuera de ellas, no te vamos a enviar a sufrir en moto. Otra cosa distinta es que debas dejar la ropa de abrigo en casa; que no es el caso.

1 – País Vasco / Pirineos (España- Francia)

La ruta en invierno por el País Vasco no es precisamente calurosa. Resulta una de las más frescas en verano pero, al estar toda la zona invadida por el turismo en esa época del año, la convierte en invierno en una de las más atractivas.

Esta ruta arranca en Burgos. Desde luego, no te puedes olvidar de la ropa de abrigo ya que continúa por Navarra y el alucinante paso de Roncesvalles para llegar al llamado País Vasco-Francés. Al principio puedes pasar algo de frío, así que no te hagas ilusiones con la temperatura. Sin embargo, según te acerques a la costa del mar Cantábrico, el termómetro comienza a ser más benevolente.

Bayona y Biarritz son dos destinos que disfrutarás sin aglomeraciones y podrás volver costeando hasta San Juan de Luz y volver a cruzar la frontera española para llegar a la siempre inolvidable San Sebastián. Si en verano es un placer, en invierno va más allá. Puedes terminar en Bilbao y el impresionante museo Guggenheim. Da igual qué exposición temporal encuentres. Todas merecen una visita.

Si quieres indagar más en la costa vasca, hay dos trayectos muy recomendables para cualquier motero con ganas de redescubrir Euskadi y el Cantábrico. La ruta de la costa de Gipuzkoa, de Hondarribia a Mutriku y la de la costa de Bizkaia, De Ondarroa a Sopelana.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Christelle Ch (@christlch)

2 – Alto Ampurdán (Cataluña)

La parte más al norte de Cataluña es otro destino atestado de turistas en verano. En invierno la cosa cambia para bien, aunque la meteorología no acompañe tanto, sigue siendo una de las mejores rutas en moto que hacer por España. De todas formas, damos por hecho que vas a montar en moto bien abrigado.

Eso, unido a que la temperatura es más suave, te hará disfrutar de carreteras de costa que te llevarán a Cadaqués. Port de la Selva es otro sitio que no te puedes dejar olvidado en el mapa.

Es cierto que no encontrarás la misma actividad hostelera que en verano, pero si eres paciente para encontrar un buen plan, no te faltará de nada. Para dormir, encontrarás sitios en los que en verano es imposible reservar y a precios mucho más atractivos.

La proximidad con la frontera francesa y el paso de La Junquera te darán un rápido acceso al país vecino. También estarás en el sitio ideal para dirigiste a la Costa Azul. A partir de ahí, tú decides, depende del tiempo libre de que dispongas.

También en Cataluña, podrás disfrutar de las mejores rutas en moto desde Barcelona, cuyo clima mediterráneo te permite subirte a los mandos de tu moto en cualquier fecha del año, también en invierno, y emprender distintas rutas desde la capital catalana sin la necesidad de realizar grandes desplazamientos.

3 – Costa del Mediterráneo

Cualquier ruta a orillas del Mediterráneo en el Levante español te ofrecerá temperaturas suaves y escasas posibilidades de encontrar lluvia.

Incluso si estás a 31 de diciembre, todavía podrás disfrutar de bañarte en el mar.

Esta ruta motera te llevará a lugares como Mojácar, en Almería. El desierto de las Tabernas ofrece rutas solitarias y perfectas en moto e incluso tienes el circuito de Almería cerca si te apetece rodar con una moto deportiva.

El Cabo de Gata concede un respiro en invierno y puedes disfrutar de costa solitaria, como la Playa de los Muertos, o la Cala de Monsul donde la inefable familia Jones rodó en 1989 unas de las escenas más cómicas de “Indiana Jones y la última cruzada”.

Más allá, lugares como Granada, Málaga, Cádiz y Huelva hasta llegar al Algarve portugués.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Pedro Luis Lamazares Durá (@plamdur)

4 –  Puertos del macizo central

La ruta por la Sierra Norte de Madrid es una de las rutas moteras preferidas por los motoristas de la zona. Aunque existen muchas rutas en moto cerca de Madrid, los bellos paisajes de esta la hacen especialmente atractiva, tanto en invierno como en verano.

Puedes comenzar la ruta desde San Agustín de Guadalix y pasar por Pedrezuela. Allí encontrarás el conocido embalse El Vellón, también conocido como embalse de Pedrezuela. Las vistas son especialmente bonitas al atardecer, por si quieres tenerlo en cuenta a la hora de organizar tu viaje.

En Miraflores de la Sierra comienza la ruta montañosa y la subida, por lo que se hace más interesante el recorrido. Al pasar por el Puerto de la Morcuero, en este recorrido disfrutarás de las magníficas vistas hacia las montañas.

Al llegar a Rascafría, te recomendamos parar a conocer el famoso Puente del Perdón y el Monasterio de Santa María del Paular. Si continúas la ruta por el Puerto de Cotos, hasta llegar a Peñalara, encontrarás bonitas lagunas que harán de esta travesía una de tus rutas moteras por España más inolvidables.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Bestiaco Snchz (@bestiaco)

5 – Ruta Lisboa, Sintra, Cabo de Roca, Cascais y Estoril

Si viajas desde Madrid en dirección a Extremadura encontrarás de los tramos de autovía más bonitos que existen en nuestro país, una ruta motera que no deberías perderte.

Si escoges las carreteras comarcales, viajarás más despacio, pero ello te llevará a preciosos pequeños pueblos, destacando entre ellos Guadalupe y su imponente Parador Nacional. La temperatura será baja pero, a medida que te aproximes a la costa portuguesa, esto irá cambiando.

Lisboa es un destino espectacular en cualquier época del año, y sin turismo mucho más. Estoril, Sintra y otros destinos de la zona no te los puedes perder. Precios más asequibles y lugares llenos de encanto.

Sintra tiene dos partes de interés turístico. En la parte baja de la montaña está centro del pueblo, con sus callejuelas, y diversos edificios de interés como el Museo del Juguete o el Palacio Nacional. Por otro lado, en lo alto de la colina situada junto al pueblo tenemos el Palacio da Pena.

Siguiente parada: Cabo de Roca. Sus bellos acantilados que son el punto más occidental del continente europeo. Uno de los paisajes naturales más bellos que podemos encontrarnos cerca de Lisboa, aunque ojo a los que sufran de vértigo.

A pocos kilómetros llegaremos a Cascais y Estoril. Cascais es una ciudad que pasó de ser un pueblecito de pescadores al centro de veraneo de la clase alta portuguesa.

Merece la pena pasear por su casco urbano, por la Praia dos Pescadores, disfrutar de alguno de sus conocidos restaurantes de pescado o escuchar el sonido del mar chocando contra las rocas de la Boca do Inferno.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Filipa Coutinho (@filipacoutinho_)


Para disfrutar de más artículos como este y conoces otras rutas asombrosas, síguenos en Box Repsol y visita todas nuestras publicaciones.

Volver arriba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Realizar un comentario implica la aceptación de nuestra política de privacidad