Vive tu moto

10 consejos para preparar tu ruta o viaje en moto

6 minutos

Salir de ruta en moto, ya sea larga o corta, es una experiencia para cualquier motero, da igual si llevas 30 años encima de una moto o si es tu primera salida. Esa sensación no tiene precio. Hoy compartimos con vosotros algunos consejos para que nada te impida viajar en moto.

vista subjetiva de motorista con plano de carretera
10 consejos para preparar tu ruta o viaje en moto

Si eres de los que piensa que los buenos planes son los que “surgen” y te gusta ir “sobre la marcha”, sin intención de pincharte el globo de espíritu libre: es muy probable que tus rutas en moto acaben siendo bastante decepcionantes e incluso desagradables. Por supuesto que hay que dejar margen a la improvisación, a probar un lugar para comer, a tomar un desvío diferente por el mero hecho de disfrutar de la aventura… pero una buena ruta motera hay que prepararla. Y hay que prepararla bien.

Prepara tu viaje en moto antes de subirte a la moto

Aquí te dejamos una serie de consejos esenciales para que tu ruta en moto sea un éxito y no un cúmulo incesante de “Ojalá lo hubiéramos pensado antes de salir de casa”.

1 – Planifica la ruta.

Es importante planificar en la medida de lo posible la ruta que vas a hacer, establecer una hora de salida y paradas adecuadas. Si te gusta la gastronomía y probar las delicias locales no está de más hacer un repaso a los restaurantes de la zona. Si tú (o alguno de los viajeros) tiene necesidades especiales a la hora de comer (alergias, intolerancias o es vegetariano o vegano) es casi fundamental investigar si vais a encontrar algún local que ofrezca las alternativas que necesitáis o si, por el contrario, os conviene más preparar unos bocatas o unos tuppers y hacer una paradita en el merendero más chulo del lugar.

Para los repostajes es muy interesante contar con un GPS para moto donde podamos localizar las estaciones de servicio, en función de los kilómetros que vayamos a hacer y la autonomía de nuestra moto, nos puede ser muy útil.

2 – Realiza tus descansos

Tampoco hay que dejar de lado las paradas para descansar, que podemos hacerlas a la vez que repostamos o en cualquier otro momento, se trata de disfrutar, no de llegar antes o después a tu destino. Si la salida que planteas es larga, salir pronto es una de las mejores opciones para evitar una parte de calor sofocante en verano y un poco de tráfico en cualquier época del año. Intenta acabar no muy tarde, de esa manera descansarás todo lo necesario para volver a emprender la marcha al día siguiente. El descanso es un aspecto fundamental para evitar accidentes. El agotamiento merma nuestros reflejos y, a parte de dejarnos con una experiencia poco agradable de nuestra ruta motera (que, recordemos, hemos salido para pasarlo bien), podemos poner en riesgo nuestra propia integridad en la carretera, así como la de otros conductores. Si hace falta parar a descansar, se para.

3- Revisa tu moto

Antes del día de la salida, repasa la presión de los neumáticos, que estén en buen estado y libres de suciedad, la moto limpia y verifica que no haya ninguna fuga de líquidos, y por supuesto empieza con el depósito lleno de combustible. Nada va destrozar más tu ruta que una avería de la moto u, peor aún, un accidente. Más vale prevenir que curar, y más si hablamos de rodar la carretera.

Motero preparando su viaje en moto

4 – Equipaje ligero

Tanto si es una salida larga como corta debes llevar un equipaje lo más ligero posible, y si fuera necesario hacerte con algún accesorio como alforjas o portaequipajes para rodar con seguridad y comodidad. Intenta llevar lo imprescindible, sin olvidar documentación, móvil con batería cargada y algo de dinero en metálico, el de plástico es más práctico, pero nunca se sabe… Hay mucha gente que tiene tendencia a hacer la maleta llenándola de “por si acasos”, pues bien: para hacer una ruta en moto hay que cambiar el mindset a lo más minimalista posible. Es bastante improbable que a medio camino te inviten a una fiesta de etiqueta, saca la camisa de las alforjas, anda.

5 -Equípate adecuadamente.

Por supuesto casco, chaqueta y guantes es lo básico, pero no olvides que cuanto mejor equipado vayas, menos riesgo corres en caso de accidente. Es muy interesante a la hora de circular por carretera ponerte un chaleco con airbag o reflectante si tu chaqueta no lleva elementos de visibilidad, nunca está de más que se te vea bien. El dinero que gastes en tu seguridad es una inversión, y más siendo motero: somos los viajeros más desprotegidos en las carreteras, no escatimes en algo que es fundamental.

6 – Lleva en la moto las herramientas básicas

Llave inglesa, destornillador multiuso, cinta aislante o americana y un kit repara pinchazos puede salvarte el día. Si pinchas, siempre podrás continuar hasta el taller más próximo para repararlo y todo quedará en una simple anécdota. De lo contrario cualquier contratiempo sin importancia como que se te afloje un retrovisor de la moto, puede arruinarte la salida.

7 – Desayuna ligero y ve bien hidratado

De no ser así el cansancio aparece antes y los reflejos disminuyen. Parar para descansar al menor síntoma de incomodidad es lo ideal, solo unos minutos para estirar las piernas pueden devolverte las sensaciones.

Motero totalmente equipado conduciendo su moto disfrutando de la carretera.

Consejos durante tu viaje en moto

No solo tienes que preparar tu viaje antes de salir, también tienes que saber algunas recomendaciones para tener en cuenta a la hora de circular por la carretera. Son precauciones que pueden hacer tu ruta mucho más cómoda.

8 – Circula tranquilo

No hay que hacer vuelta rápida ni demostrar nada a nadie, estamos disfrutando de la conducción en la moto. Si vas en grupo recuerda no ir en fila india en las rectas, siempre en formación de zig-zag, para tener visibilidad más allá de quién va delante de ti y así facilitar que él también sepa en todo momento donde te encuentras. Si se han establecido unas paradas para repostar, todos debéis hacerlo a la vez, para así no tener que parar a todo el grupo en diferentes ocasiones, lo que haría el trayecto mucho menos fluido.

9 – No subas tu ritmo

Eso podría provocar situaciones de riesgo innecesarias, si te encuentras con otros moteros en el camino que van más rápido que tú, saluda y a lo tuyo, si por el contrario te unes a ellos dentro de tus límites, adelante, disfruta de la compañía.

10 – Si vas con pasajero

No hagas maniobras que puedan incomodarle, establece un sencillo código de señales para parar en caso de necesidad, por ejemplo dos toques en el hombro significa que aminores el ritmo, si te levanta el pulgar es que todo está bien, etc.

Una vez conoces todas nuestras recomendaciones para viajar en moto, ya solo te queda disfrutar de los kilómetros, del viento en la cara, del ruido del motor, de los amigos, de las paradas, de las anécdotas… ¡Disfruta de tu moto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Realizar un comentario implica la aceptación de nuestra política de privacidad

Más Box Repsol...