MotoGP

Sistema de puntuación en MotoGP: historia y evolución

8 minutos

Desde que el Campeonato del Mundo de Velocidad se puso en marcha en 1949, se han aplicado nueve sistemas de puntuación diferentes. Con la entrada de las carreras al sprint esta temporada, conoceremos el décimo sistema de puntuación en el campeonato.

Sistema de puntuación en MotoGP: historia y evolución

¿Cómo es el sistema de puntuación de MotoGP actual?

El actual sistema de puntuación es el más longevo de la historia del Mundial, ya que se viene aplicando desde 1993. En cada Gran Premio se reparten puntos entre los quince primeros clasificados de la carrera, y el piloto que suma más puntos al final de la temporada, se proclama Campeón del Mundo. La novedad de esta temporada es que en cada Gran Premio los pilotos no solo disputarán una carrera, el domingo a las 14:00 horas, sino que los sábados por la tarde tendrán otra prueba, las carreras sprint, que serán más cortas, y en las cuales también podrán sumar puntos de cara a la clasificación final.

No todas van a valer lo mismo. Las del domingo, las de toda la vida, seguirán con el sistema de puntuación que rige en el campeonato desde 1993, mientras que las más cortas del sábado tendrán una puntuación diferente. Y todas, absolutamente todas, se tendrán en cuenta para la clasificación final del campeonato.

¿Cómo se reparten los puntos en MotoGP?

El ganador de una carrera de MotoGP sumará 25 puntos en la clasificación general del Mundial. Después, la cuenta decrece progresivamente: 20 puntos para el segundo, 16 para el tercero, 13 para el cuarto, 11 para el quinto, y así progresivamente hasta el 15º, que consigue un punto. La puntuación es la misma tanto para las categorías de Moto2 como de Moto3.

En las carreras al sprint –un sistema que ya se viene empleando en el Mundial de Superbike, el campeonato de motos de producción–, que tienen menor duración, el reparto de puntos será diferente. Solo puntuarán los nueve primeros: el ganador recibirá 12 puntos; el segundo, 9; el tercero, 7; el cuarto, 6; y así progresivamente hasta el noveno, a quien se premiará con un punto.

¿Cuántos puntos por carrera puede conseguir un piloto de MotoGP

Al disputarse dos carreras por fin de semana, el abanico de puntos por carrera que puede sumar un piloto de MotoGP se abre. Ahora, si un piloto gana las dos carreras del fin de semana, la sprint-race del sábado y la carrera “normal” del domingo, puede llegar a sumar 37 puntos en un solo fin de semana. Lo cual sería lo máximo que puede ganar un piloto por carrera. Y por el contrario, si un piloto tiene una caída en una de las dos carreras, gracias a este sistema todavía tiene la oportunidad de lograr puntos ese fin de semana.

Es todo un desafío pensar en qué manera va a influir en el desarrollo del Mundial de MotoGP el nuevo formato de las carreras al sprint, que va a duplicar el número de pruebas puntuables para la clasificación, nada menos que 42 carreras. Cabe señalar la diferencia de valoración entre el ganador y el segundo en estos sistemas de puntuación. Mientras que, en las carreras largas, la diferencia entre ambos es de un 20 % (25 puntos frente a 20), en las cortas, la victoria tiene mayor recompensa porque el ganador tiene un 25 % más que el segundo (12 frente a 9).

Historia de los sistemas de puntuación de MotoGP

La evolución de los sistemas de puntuación ha sido constante en el campeonato, hasta 1993. Como decíamos antes, desde entonces no ha cambiado el sistema y es el más estable en toda la historia del certamen. Se da la circunstancia que, de haberse adoptado el sistema actual de puntos brutos, es decir, que se toman en cuenta todos los resultados de la temporada, habrían cambiado de mano nada menos que 46 títulos a lo largo de la historia del Mundial. Ya os hablamos de la historia de las categorías a lo largo de todo el Mundial de MotoGP, ahora explicaremos en la historia del sistema de puntuación.

Puntos netos: los dos peores resultados no cuentan

Al principio, en 1949 se adoptó un sistema que daba puntos a los cinco primeros clasificados (10-8-7-6-5, respectivamente), y un punto extra al autor de la vuelta rápida, siempre que terminara la carrera. Mientras que en 125cc y sidecares se contabilizaban todos los resultados, porque solo contaban con un calendario de tres carreras, en las demás categorías se aplicó un sistema de puntos netos en el que se tomaban solo los tres mejores resultados, a pesar de que cada una de las otras categorías tuvo un diferente número de carreras: cuatro en 250, cinco en 350, y seis en 500.

En 1950 se regresó al sistema de puntuación empleado durante el Campeonato de Europa (1938-1939) que concedía puntos a los seis primeros de cada carrera (8-6-4-3-2-1, respectivamente), eliminando el punto extra de la vuelta rápida. A diferencia del europeo, en el Mundial se aplicó un sistema de puntos netos, salvo en las categorías que tuvieran menos de tres carreras en el calendario, como sucedió al principio con las clases de 125 y sidecares, que seguían teniendo solo tres pruebas. Esto se debía a que entonces los organizadores no siempre convocaban todas las categorías en un Gran Premio, y eso daba lugar a que las diferentes clases tuvieran un número desigual de carreras. A partir de 1951 el calendario de 125 y sidecares se amplió.

Para poder aplicar con equidad el sistema de puntos netos, se aplicó una fórmula que definía cuál era el número de resultados a contabilizar. Si el número de carreras era par, se dividía por la mitad y se le sumaba uno. Es decir: 6/2+1=4. Y se tomaban los cuatro mejores resultados para la clasificación final del campeonato. Si el campeonato tenía un número impar de carreras, entonces se le sumaba uno y se dividía por la mitad. Es decir: (5+1)/2= 3. Y se tomaban los tres mejores resultados.

El sistema se mantuvo así hasta 1969. Ese año se transformó, ampliando a diez el número de pilotos que puntuaban para la clasificación: 15-12-10-8-6-5-4-3-2-1. La fórmula de puntos netos siguió aplicándose hasta 1976, aunque esa temporada con un nuevo planteamiento: se dividió en dos partes, con seis carreras cada una, tomándose para la clasificación los tres mejores resultados de cada parte.

Esa fue la última temporada en la que se aplicó el sistema de puntos netos, que resultaba un desahogo para muchos pilotos, porque en aquellos días las averías eran bastante frecuentes y podían dar al traste con las aspiraciones de algunos pilotos, por lo que la posibilidad de descontar los peores resultados siempre fue aceptada con naturalidad por los pilotos. Pero ni siquiera un sistema de puntos netos pudo impedir que otros pilotos más regulares y consistentes, pero menos ganadores, lograran coronarse campeones. Durante ese periodo se dieron bastantes casos de campeones por punto netos que obtuvieron menos puntos brutos que otros.

Puntos brutos: todos los resultados cuentan

A partir de 1977 se contabilizaron todos los resultados (puntos brutos) para la clasificación final. El reparto de puntos se mantuvo igual hasta 1988. Ese año pasaron a puntuar los quince primeros de la clasificación (20-17-15-13-11-10-9-8-7-6-5-4-3-2-1), y al incrementarse el número de carreras del calendario, quince carreras en 250 y 500 desde 1987, la regularidad cobró mayor peso. En 1991 se mantuvo el mismo sistema de puntuación, pero se permitió a los pilotos descontarse dos resultados, un cambio realizado pensando en la categoría de 500, donde las frecuentes lesiones de los pilotos terminaban descartando a algún favorito de la lucha por el título.

Este sistema no volvió a aplicarse y en 1992 se cambió de nuevo. Se estableció una puntuación diferente, que solo otorgaba puntos a los diez primeros (20-15-12-10-8-6-4-3-2-1), regresando al sistema de puntos brutos, es decir, tomando todos los resultados. También tuvo una vigencia efímera.

En 1993 se adoptó el sistema actual. Se volvió a conceder puntos a los quince primeros de la clasificación, aunque con un reparto diferente al empleado entre 1988 y 1991, ofreciendo más puntuación a los tres primeros de la clasificación, para dar mayor relevancia al hecho de haber podido alcanzar el podio de la carrera: 25-20-16-13-11-10-9-8-7-6-5-4-3-2-1, manteniendo el sistema de puntos brutos.

La llegada de las carreras al sprint es el cambio más grande realizado en el sistema de puntuación en los últimos 30 años del campeonato. Seguiremos con interés en qué medida pueden llegar a tener importancia los puntos de estas carreras en el desenlace del campeonato.

Comentarios

  1. Pérez dice:

    Así ganaban tantos mundiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Realizar un comentario implica la aceptación de nuestra política de privacidad

Más Box Repsol...