Cultura Motera

¿Cómo recurrir una multa de tráfico de la DGT?

6 minutos

Cuando nos ponen una multa y no estamos conformes con ella, tenemos derecho a reclamar haciendo un escrito explicativo alegando que estamos en desacuerdo con la sanción.

¿Cómo recurrir una multa de tráfico de la DGT?

Si no estamos de acuerdo con la resolución sancionadora del expediente tramitado debido a la comisión de una infracción a las normas de tráfico, podemos poner un recurso de reposición, de carácter opcional o voluntario, dentro de un plazo máximo.

Pasos para recurrir una multa de tráfico

Hay tres vías por las que podemos alegar o recurrir una multa impuesta previamente. Por internet, mediante la Sede Electrónica de la DGT o en cualquier Registro Electrónico de la Administración Pública. Por correo postal, enviando el escrito de alegaciones a la Jefatura de Tráfico encargada de tramitar el expediente. Y presencialmente, con cita de previa, en cualquiera de las oficinas de Tráfico.

Ejemplo de una multa de tráfico de la DGT

También hay empresas dedicadas a recurrir multas que nos pueden ayudar en este sentido a cambio de una cantidad de dinero. Del mismo, muchas compañías de seguros poseen un departamento especializado en presentar alegaciones a multas y en este caso el servicio de asistencia jurídica suele estar incluido en la póliza de nuestro seguro.

¿Desde qué momento podemos recurrir una multa?

El primer paso que debemos dar es presentar nuestra alegación. Para esto disponemos de 20 días naturales, contados desde el día siguiente al de la notificación de la sanción. La cuenta atrás del citado plazo también comienza a partir de que la sanción no nos haya podido ser entregada y se publique en el TESTRA (Tablón Edictal de Sanciones de Tráfico de las DGT) y/o en el TEU (Tablón Edictal Único del BOE).

¿Qué necesitamos para recurrir una multa de tráfico?

Lo primero y fundamental es el número de expediente del procedimiento que aparece en la propia sanción. Este lo debemos incluir en el escrito explicativo junto a nuestrosdatos, el motivo de la reclamación y nuestra firma. Si se presenta la alegación por internet, este escrito no es necesario.

Con la alegación puedes aportar pruebas y documentos con la información que creas necesaria para justificar la nulidad de los hechos por los que has sido sancionado. Tráfico la estudiará y considerará si tienes razón o no.

Ejemplo de alegación a una multa de tráfico

¿Quién debe presentar el recurso de la multa y cómo recurrirla por defecto de forma?

Los defectos de forma en una sanción pueden ayudar a que nuestra alegación prospere. En las multas, esto hace referencia a que falte alguno de los datos exigidos por ley para que una denuncia se considere correcta o que exista un error en alguno de ellos, que son los siguientes:

  • Identificación del vehículo sancionado (matrícula, marca y modelo).
  • Identificación de la persona denunciada (nombre, apellidos y domicilio), así como la del agente de la autoridad que efectuó la denuncia.
  • Descripción detallada del hecho, incluyendo lugar, fecha y hora.

En el caso de que la sanción vaya acompañada de una foto como, por ejemplo, sucede en multas por exceder el límite de velocidad, la calidad de la imagen debe permitir que la matrícula del vehículo se reconozca con la necesaria claridad.

Si el hecho denunciado no coincide con el de la sanción, también deberemos recurrir. Otros motivos que pueden contribuir a cancelar una multa son:

  • Errores en los márgenes de velocidad de un radar.
  • Que la multa haya caducado. La DGT tiene tres meses para notificar las infracciones leves, y seis meses para las graves y muy graves.
  • Si la notificación se recibe por correo, esta ha de ir precedida o acompañada de un formulario para identificar al conductor del vehículo en el momento de la infracción. En caso contrario debemos recurrirla.
Cámara de tráfico multando a un motero

¿Cómo podemos conocer el estado de la reclamación de la multa?

Una vez la alegación está interpuesta, se recibirá una notificación con la resolución final a través de correo certificado o, en el caso de tenerla, en la dirección de correo electrónica.

En el caso de no poder realizar la notificación en el domicilio, se publicará la resolución de la alegación en el Tablón Edictal Único.

Sin embargo, si en la alegación no se aportan datos nuevos o distintos al expediente inicial del denunciante, no se le hará llegar ninguna contestación al denunciado.

¿Qué ocurre si nuestra petición para recurrir la multa no prospera?

Pagar una multa dentro del periodo voluntario de 20 días hábiles supone una rebaja del 50% de su importe y la renuncia a recurrirla. En el caso de que presentemos una alegación y Tráfico no la acepte, ya no podremos beneficiarnos de esa rebaja y tendremos que pagar el total de la sanción. Por este motivo, muchos prefieren no correr riesgos y pagar la sanción. Muestra de ello es que, según datos de 2022, el 64% de los sancionados optó por pagar aprovechándose la citada rebaja del 50% y el 36% decidió recurrir.

Agente de la Guardia Civil de Tráfico emitiendo una sanción

Si recibimos la resolución y Tráfico no ha aceptado nuestra alegación, podemos interponer dos tipos de recursos ante la Administración: ordinario y extraordinario. Además, si los argumentos no se admiten por vía administrativa, puedes acudir a la vía judicial a través de un recurso contencioso-administrativo, para lo que necesitarás un abogado y/o procurador.

¿Qué debemos tener en cuenta al recurrir una multa de la DGT?

La presentación de alegaciones y recursos en vía administrativa es una opción gratuita. En cambio, la vía judicial sí conlleva gastos.

Para realizar cualquier trámite presencial, debemos acudir siempre con cita previa a la DGT. Esta la podemos solicitar por internet en la Sede Electrónica de la DGT o llamando por teléfono al 060.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Realizar un comentario implica la aceptación de nuestra política de privacidad