Vive tu moto

5 pasos para iniciarse en el mundo de las motos con buen pie

4 minutos

Comprar una moto no es cosa menor. Seguro que llevas tiempo dándole vueltas, pero debes intentar que la ilusión no te nuble la mente. Hoy, te damos 5 consejos para iniciarte en el mundo de las motos de la mejor manera posible.

un motorista con un chaleco naranja de seguridad
5 pasos para iniciarse en el mundo de las motos con buen pie

5 pasos para iniciarse en el mundo de las motos con buen pie, muy sencillos, para que puedas disfrutar de tu nueva moto al máximo posible.

1 – Seguro que habrás estudiado el mercado. Pero aunque tengas en mente un modelo determinado y hayas previsto un presupuesto, no te lo gastes todo en la moto. ¿Pero por qué no? ¡Es el sueño de mi vida! Pues muy fácil: hay otros gastos que de entrada quizás no hayas contemplado pero que también necesitan un poco de atención de tu cuenta corriente. Y no nos referimos solo al equipo (no escatimes en mono, casco, botas, guantes…), también al seguro, al párking, al permiso de circulación y a las reparaciones y revisiones que se irán presentando en el futuro. Sí, amigos: la moto no la regalan, pero también cuesta dinero mantenerla. Tan fácil como adquirir un producto que sepas que te puedes permitir.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Progressive MC (@progressivemc)


2 – Compra una moto que te veas capaz de pilotar. No siempre es buena idea empezar por el ‘maquinón’ que siempre habías soñado. Tienes toda la vida por delante, así que apuesta por algo que no te genere un incómodo vértigo. Cuando hayas cogido confianza, siempre estás a tiempo de vendértela y de ir a un modelo más grande o más potente. Para sentirte seguro, busca un lugar amplio en el que puedas probar la frenada, y alguna carretera de curvas que conozcas para testear tu habilidad. arretera de curvas que conozcas para testear tu habilidad.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Andrea Clemente (@cleme90)


3 – Consúltalo en casa antes de aventurarte. Lo ideal es que este sea un proyecto compartido y que ambos podáis disfrutar de la moto. Esas salidas de fin de semana, esas quedadas con el motoclub para ir a ver un Gran Premio al circuito…

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Джигитите (@djigit.riders)


4 – Esto no es igual que un coche. Si tienes carnet para conducir turismos y te pasas a la moto, ten en cuenta que, aunque las normas de circulación son las mismas, el nivel de seguridad y tu vulnerabilidad no son ni mucho menos iguales. A la hora de circular, ocupa la parte central del carril. Si te echas a un lado para facilitar el adelantamiento, estarás poniéndote en peligro. Deberás ampliar y mucho tu nivel de atención, puesto que como se suele decir, ahora la carrocería del vehículo es tu propio cuerpo.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Motorcycles UK (@motorcyclesuk)


5 – Estudia tu moto. Tendrás a tu mecánico de referencia, que entrará por la puerta grande en la lista de contactos favoritos de tu teléfono, pero eso no implica que no debas conocer tu máquina. Todo lo contrario. En la tienda te darán un librito de instrucciones como el que te entregaron con el coche y guardaste en la guantera para que acumulara polvo. Aquí deberás abrirlo y echarle una ojeada para poder hacer frente a alguna reparación de urgencia que te pueda surgir por el camino.

Aprendido esto, ya podrás afrontar tu vida motera con algo más de solvencia y seguridad. Ah, y que no se te olvide practicar el saludo motero en carretera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Realizar un comentario implica la aceptación de nuestra política de privacidad

Más Box Repsol...