Tecnologia

Cuando una batería necesita líquido, ¿qué líquido se debe poner?

7 minutos

La batería es un elemento imprescindible en una moto moderna, aunque muchas veces no le prestamos la debida atención. Estudios realizados confirman que más de la mitad de las visitas que las motos hacen al taller son debidas a fallos en el sistema eléctrico y que un 40% de esos fallos son debidos al mal estado de la batería.

Cuando una batería necesita líquido, ¿qué líquido se debe poner?

¿Como hacer el mantenimiento de tu batería?

Lo mejor de todo es que muchos de esos problemas eléctricos se pueden evitar si no descuidamos el mantenimiento de la batería. Para ello no debemos olvidarnos de echarle un vistazo de vez en cuando.

A continuación, destacamos cinco tareas que es recomendable hacer para la buena conservación de una batería y, de paso, prolongar su vida útil:

1. Inspeccionar su estado exterior y su correcta sujeción. Cuando una batería se mueve por no estar bien sujeta puede golpearse o moverse con los baches. Esto puede provocar que se raje o se roce en algún punto y que se produzcan fugas del electrolito que contiene en su interior. Por este motivo es recomendable verificar periódicamente que está bien sujeta y en buen estado.

2. Comprobar el correcto apriete de los bornes. Uno de los fallos más habituales de las baterías se produce cuando los tornillos de los bornes no están bien apretados. Esto puede ser debido a un apriete incorrecto durante el montaje o a las vibraciones del motor mientras está en funcionamiento. El mal contacto también puede ser debido al óxido acumulado en alguno de los bornes. En este caso se habla de sulfatación de los bornes, algo que viene provocado por el electrolito que casi todos los tipos de baterías incluyen en su interior, y que está compuesto por agua destilada y ácido sulfúrico. Por estos motivos es aconsejable comprobar con cierta frecuencia el correcto apriete de los tornillos de los bornes, además de mantenerlos limpios. Para mejorar su conservación se les debe aplicar un poco de vaselina blanca o algún producto específico para este fin. En su defecto se puede emplear un poco de grasa consistente. También es importante comprobar el apriete de los tornillos que fijan el soporte de la batería al chasis de la moto.

Vaselina

3. Comprobar la carga. Si percibimos algún problema de funcionamiento y sospechamos que puede ser algún fallo eléctrico, es conveniente que revisemos el estado de la carga. Para ello utilizaremos un dispositivo conocido como multímetro, voltímetro o polímetro. Este es un instrumento eléctrico que mide magnitudes eléctricas activas (corrientes y potenciales) o pasivas (resistencias, capacidades, etc.). El voltaje que indique nunca debe ser inferior a 9 voltios. Hay que tener en cuenta que las descargas profundas acortan la vida de la batería, por lo que hay que evitar que se descarguen más de lo debido. Una batería en estado óptimo debe indicar una carga entre 12,0 y 13,0 voltios. Si da valores algo menores no quiere decir que esté estropeada. Para recargar una batería es aconsejable sacarla de su alojamiento y ponerla a cargar sobre una superficie horizontal, preferiblemente de madera. Al mismo tiempo aprovecharemos para comprobar el nivel del electrolito y el estado de la carcasa, además de limpiarla.

Voltímetro

4. Evitar temperaturas muy bajas. La batería sufre en los días más fríos de invierno, cuando las temperaturas descienden por debajo de 0 °C. De ahí que siempre es mejor estacionar la moto a cubierto que a la intemperie. Si la moto ha dormido en la calle en un día frío, es recomendable tener el motor arrancado unos minutos antes de empezar a circular con ella, y en ese tiempo mantener apagados elementos que consumen electricidad como pueden ser los puños y el asiento calefactables, los faros supletorios, el sistema de audio, etc. Así el alternador ayudará a que la batería recupere el voltaje óptimo.

Punto de carga de motos eléctricas

5. Desconectar la batería en paradas prolongadas en el tiempo. Si la moto va a permanecer parada un largo periodo de tiempo, lo mejor es desconectar sus bornes. Es suficiente con desconectar solo el borne negativo, aunque nunca está de más si se desconectan los dos. Cuando se desconectan los cables de una batería, primero hay que desconectar el del borne negativo y después el del positivo. Al conectarlos hay que proceder a la inversa; primero el positivo y después el negativo. Para facilitar la operación podemos instalar un interruptor de corte, también llamado desconectador o “cortacorrientes”. Este se debe instalar en algún punto del recorrido del cable del borne negativo. Si lo situamos convenientemente escondido, este elemento también puede hacer la función de antirrobo. En motos que se utilizan de manera esporádica, no está de más efectuar recargas de la batería con cierta periodicidad para aumentar su vida útil.

Bornes de batería

6. Verificar el estado del líquido. Aparte de comprobar su nivel por uno de los laterales, se puede comprobar el estado del líquido de la batería con un densímetro. Para ello se deben retirar los tapones de la parte superior e introducir por ellos el densímetro con el que extraer un poco del líquido, también llamado electrolito. Este procedimiento se debe hacer en todas las celdas y con la batería cargada. En el caso de que el nivel de alguna de las celdas esté bajo y siempre que no se haya producido un derrame, se deberá rellenar con agua destilada o desionizada hasta el nivel máximo. Si el nivel está bajo debido a que el electrolito se ha derramado, entonces sí se deberá rellenar con ácido, aunque últimamente no es fácil de localizar debido a temas legales. Durante el uso de una moto, la batería se recalienta y parte del electrolito se evapora. Este proceso físico hace que disminuya la densidad de agua destilada y aumente la de ácido sulfúrico, afectando a la capacidad de la batería. Es importante recalcar que el ácido sulfúrico puede dañar algunos componentes de la moto o producir lesiones en los ojos, la piel, etc. De ahí que siempre haya que extremar las precauciones al manipular una batería. No está de más el uso de gafas y guantes.

Baterías

¿Necesitan mantenimiento las baterías de gel?

Las baterías de gel no requieren mantenimiento. Son completamente estancas y no se deben abrir. Además, su vida útil suele ser más larga, y pueden colocarse prácticamente en cualquier posición sin que se produzcan fugas.Como su nombre indica, estas baterías utilizan un electrolito de gel que se elabora agregando sílice al ácido sulfúrico, dando como resultado una sustancia espesa y viscosa que queda prácticamente inmóvil dentro de la carcasa de la batería. Esta característica hace que las baterías de gel no requieran mantenimiento ya que el electrolito de su interior no puede evaporarse ni escaparse. También toleran mejor las altas temperaturas que se alcanzan en el “interior” de una moto, y son menos propensas a la sulfatación de sus bornes.

Batería de gel

¿Qué es un mantenedor de baterías?

Un mantenedor de baterías, también conocido como cargador inteligente, es un dispositivo electrónico que mantiene cargada la batería de una moto mientras esta no se utiliza. Su función principal es la de preservar la carga óptima de la batería y prevenir la sulfatación de sus bornes. Este dispositivo debe estar enchufado, a la vez, a la red eléctrica y conectado a la batería. Para facilitar su conexión es aconsejable instalar un conector específico en la moto que suele venir con el propio mantenedor.

Mantenedor de baterías

Volver arriba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Realizar un comentario implica la aceptación de nuestra política de privacidad