MotoGP

Marc Márquez y el Dakar

4 minutos

El piloto de Cervera siente una gran afición por todo tipo de deportes de motor, como el Dirt Track o el Motocross. El Rally Dakar, el raid más duro del mundo, no es una excepción.

Montaje de Márquez junto al coche del Repsol Rally team
Marc Márquez y el Dakar

¡Hola amigos!

Hoy os vengo a hablar de mi afición por el Dakar. Tengo que reconocer que me gusta mucho este Rally y lo sigo cada año. Durante el día voy mirando por el móvil cómo van las etapas y, siempre que puedo, por la noche veo el resumen de la jornada por televisión. Me gustó especialmente la última edición porque hubo bastante igualdad y fue muy interesante con una gran variedad de condiciones.

Es una prueba muy dura, y me impresiona la habilidad y la resistencia de los competidores. Como piloto profesional he tenido la ventaja de poder conocer a algunos de sus campeones; Nani Roma y Marc Coma. Si el mero hecho de terminar es ya algo muy difícil, el ser campeón demuestra que eres un gran piloto, con una gran capacidad de sacrificio y esfuerzo. Hablando de grandes pilotos, el regreso de Isidre Esteve a la competición, es una gran noticia. A Isidre lo conozco desde hace años, y en estas últimas ediciones ha hecho un gran Raid. Espero que en esta ocasión se supere y pueda mejorar la posición del año pasado. Por supuesto, le iré siguiendo etapa a etapa y le deseo lo mejor en la competición.


Marc Márquez mirando a circuito con ropa de calle
Marc Márquez mirando a circuito con ropa de calle

El Dakar me gusta especialmente entre todos los deportes de motor por las dificultades que conlleva, y como sabéis de dificultades algo sé, todas las situaciones distintas que pueden darse y los imprevistos que van saliendo sobre la marcha la convierten en la prueba más dura y es muy bonito verlo cada año.

Aunque por ahora tengo muy claro que quiero estar muchos años más en MotoGP, no está de más soñar si en un futuro, me podría plantear hacer un Dakar. Es una prueba muy dura para la que hay que estar muy bien preparado. Participar en un Dakar no es como correr una carrera en domingo, hay una gran preparación por detrás: física, de navegación, técnica… Para llegar allí hay tienes que pensártelo bien y tener todo planeado.

Si fuese al Dakar, lo más seguro lo haría en moto, ya que las motos han sido siempre mi gran pasión. Pero de hacerlo en un coche de Rally, me encantaría llevarme a mi hermano Álex de copiloto, ¡Sería divertido ver cómo nos va a los dos juntos! Quizás podría ir incluso yo de copiloto, ya que me oriento bastante bien normalmente. Es verdad que si estoy en algún sitio que no conozco y no voy atento o voy hablando al final tengo que usar el Google Maps, pero no es lo habitual, ¡jajaja! Hablando honestamente, tendría que practicar mucho, hay una preparación muy importante en este aspecto de cara a correr un Dakar.


Marc Márquez con su hermano Álex
Marc Márquez con su hermano Álex

Otros problemas frecuentes a los que me tendría que enfrentar serían los técnicos, todas las etapas hay algún competidor que tiene algún susto con la mecánica. Yo lo tengo clarísimo, será por la costumbre, pero me llevaría seguro un buen lubricante Repsol para evitarme problemas.

Bueno, ¿y vosotros que pensáis? ¿Os gustaría verme correr el Dakar? Ahora estoy volcado en MotoGP, pero en un futuro… ¿Quién sabe?

¡Un abrazo a todos los seguidores de Box Repsol!

Volver arriba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Realizar un comentario implica la aceptación de nuestra política de privacidad