Cultura Motera

San Valentín motero: cuatro películas en las que el amor llega en moto

3 minutos

La moto en el cine nunca falla. Te sirve para que el bueno sea mejor, el malo peor, para salvar el mundo, para perseguir a los malhechores, para escapar del abismo. Y también, por supuesto para enamorar. No te pierdas nuestra selección de películas moteras para San Valentín.

Moteros con cascos puestos en actitud romántica en puesta de sol
San Valentín motero: cuatro películas en las que el amor llega en moto

Estas son algunas de las películas en las que el romance ha venido de la mano de dos buenas ruedas.

Vacaciones en Roma

Empezamos con un auténtico clásico de los años 50. ‘Vacaciones en Roma’ narra la historia de una princesa que para escapar de sus obligaciones decide visitar la capital italiana de incógnito. Allí conoce a un periodista estadounidense que finge no saber quién es ella. La chispa prende enseguida, pero claro: ¿quién no se enamoraría de Gregory Peck y Audrey Hepburn? El romance se acompaña de interminables rutas a lomos de una preciosa Vespa 125 que gracias a este film se popularizó en todo el mundo.

Top Gun

Esta película de acción de 1986 marcó a toda una generación gracias a la historia de amor entre un piloto de aviones guaperas y una instructora de vuelo que quita el sentido. Tom Cruise y Kelly McGillis protagonizaron este film en el que la moto tiene un papel de lujo por aquello de la velocidad y la libertad. La chupa de cuero, las gafas de aviador, la cara de malote…, en ‘Top Gun’ todo está calculado al milímetro, incluidas las pegatinas de la motocicleta, que muchos moteros de los años 80 copiaron en sus máquinas. La pregunta es obligatoria: ¿habría enamorado Maverick a Charlie sin su moto?

Oficial y caballero

Aquí también tenemos como protagonista a uno de los guapos oficiales de Hollywood: Richard Gere. En esta película de 1982 se mete en la piel Zack Mayo, un joven que ha pasado una infancia complicada y que decide entrar en la Escuela de Oficiales de las Fuerzas Aeronavales para ver si consigue enderezar su vida. Su instructor es el sargento Foley, al que da vida Louis Gosset Jr, que ganó un Oscar por su brillante interpretación. El día del baile del regimiento conoce a una bella chica (Debra Winger) que trabaja en una fábrica. Ahí da comienzo un romance de aúpa en el que no falta una buena moto. En este caso, una Triumph. De ‘Oficial y caballero’ es mítica la escena en la que Richard Gere está sentado sobre su máquina, vestido con el impecable traje blanco de oficial de aviación. Para los que no hayan visto la película, el final es de lo más almibarado que se ha grabado jamás en este planeta.

Tengo ganas de ti

También el cine español ha echado mano de las motos para regalar al público grandes momentos de amor sobre dos ruedas. Es el caso de ‘Tengo ganas de ti’, estrenada en el 2012. Mario Casas, uno de los guapos oficiales de nuestro país, es un joven rebelde que acaba de regresar de Londres. En Barcelona conoce al bella Ginebra, que esconde un montón de sorpresas. Entre ellas, su dominio de las motos. Ambos protagonizan una escena en la que él le deja que pilote su moto. “Eres la primera persona que dejo que la conduzca”. Eso sí es amor. Lo que viene después le dejará con la boca abierta.

Y a ti, ¿Qué películas moteras románticas te han robado el corazón?

Foto cabecera: Pexels

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Realizar un comentario implica la aceptación de nuestra política de privacidad

Más Box Repsol...