Vive tu moto

¿Puedes conducir motos con el carnet de coche? ¡Estos son algunos ejemplos!

6 minutos

Si no dejas de pensar en la moto que podrías estar conduciendo mientras vas en tu coche, necesitas leer este post, aquí te mostramos todas aquellas motos que puedes conducir sin necesidad de sacarte el carnet A.

Honda-monkey-amarilla-carnet-de-coche
¿Puedes conducir motos con el carnet de coche? ¡Estos son algunos ejemplos!

Si tienes el carnet B para conducir coches, estás de enhorabuena. Hay una larga lista de motos que puedes disfrutar, no sólo de 50 ó 125 cc, sino de mayor cilindrada y también varios modelos de motos eléctricas.

La legislación española en materia de licencias de conducción ofrece grandes facilidades al usuario del carnet B, es decir, el de coche. Antiguamente, permitía conducir ciclomotores sin necesidad de pasar ninguna prueba adicional. Desde hace unos años, esa cilindrada de 50 cc se ha ampliado hasta los 125 cc con una potencia máxima de 15 CV, lo que hace accesible a prácticamente la totalidad de los modelos de esta cilindrada.

Todos los conductores con el permiso B de conducir pueden llevar una motocicleta de 125 cc si no lleva sidecar (lo sentimos por los nostálgicos) y si no supera una potencia de 11 kW. Eso sí, importante: no puedes salir silbando felizmente de sacarte el carné de coche y subirte a una 125 como si nada. La normativa dice que el conductor debe tener una experiencia de al menos tres años (que viene marcada por la edad del carné), y debe llevar la motocicleta en cuestión por territorio nacional. En las normativas de otros países nosotros ni pinchamos ni cortamos.

Si, en tu caso, quieres circular con una motocicleta que supere los 11 kW puedes hacerlo siempre que tenga tres ruedas. Es una opción menos común, pero que cada vez se ve más en las ciudades (curiosamente casi siempre conducidas por hombres con traje y maletín) y también puede ser muy atractiva para algunos usuarios.

Ojo: si tienes el carné b pero todavía no has cumplido tu tercer año como conductor no desesperes, también tienes otras opciones para llevar moto: el ciclomotor. Es cierto que no es tan cool y que su uso es bastante más limitado, pero puede facilitarte mucho la vida en las zonas urbanas.

El auge de las motocicletas eléctricas de alquiler por minutos se ha vuelto un salvavidas para muchísimos usuarios, especialmente en las grandes ciudades. Este boom de la movilidad también puede ser de gran ayuda en momentos puntuales para aquellos que tenéis el carné de coche y necesitéis desplazaros rápido sin tener que recurrir al transporte público (con su limitación de horarios y localizaciones) o pagar el precio, a veces doloroso, de un taxi. ECooltra, Yegoo, SCOOT o MUVING son alguna de las empresas que ofrecen este servicio de motos rentadas por minuto en el país. El sistema es sencillo: descargarse la app, buscar la moto más cercana a tu localización, reservarla y, tras tu recorrido, aparcarla allá donde estés.  

Si nos ponemos serios y hablamos de hacer una inversión para tener una moto propia, nosotros personalmente, somos unos enamorados de las Honda. El fabricante japonés cuenta con una amplia gama de motos por debajo de 125 cc que pueden hacerte la vida diaria mucho más feliz si sólo tienes carné B. Desde el básico Honda Vision (110 cc/ 9 CV de potencia), puedes elegir varios modelos de transmisión automática como los Forza 125, SH 125 I, PCX 125 o SH Mode 125, que te facilitarán la conducción si no tienes mucha experiencia.

Si ya llevas tiempo montando en moto y prefieres una conducción más activa, la gama Honda de motos de 125 cc con cambio de marchas manual (con o sin embrague automático) está llena de pequeñas joyas. La Honda MSX 125 es la reinterpretación del siglo XXI de las populares Monkey y Dax de los años 70. Esta corriente retro tampoco ha quedado desatendida, ya que Honda ha vuelto a producir versiones contemporáneas de las Monkey y Super Cub 125 lanzadas al mercado durante el pasado año. Entre las opciones de diseño actual no faltan las CB 125 F y su variante más deportiva, la CB 125 R.

En el caso de Honda, la casa del ala dorada cuenta con varios prototipos como la NAVY, una versión eléctrica de la MSX125. Otro tanto ocurre con el PCX Electric o el Honda EV Neo, éste último un scooter de una gran sencillez particularmente aprovechable en labores de reparto urbano.

En el salón de Tokio se presentó hace ya dos años la Honda Riding Assist-E, un prototipo que no sólo utiliza tecnología eléctrica, sino que cuenta con un sistema de giróscopos que impiden que pierda el equilibrio.

Como has visto hay muchas posibilidades para moverse en moto por la ciudad o la carretera con tu carné b, pero es importante que subas tu nivel de alerta y aumentes tu precaución al entrar en el mundo de la conducción a dos ruedas: conducir una moto no tiene nada que ver con conducir un turismo. Es recomendable que comiences tu camino hacia el motociclismo con motos ligeras que puedas aprender a controlar, sobre todo a la hora de hacerte con las curvas. No hay que pegarse a camiones, autobuses o furgonetas. Debes dejar espacio libre para ver lo que te vas a encontrar y controlar el tráfico desde un lateral y no desde el centro del carril. Si puedes, adelanta rápido.

Si normalmente estamos acostumbrados a que la legislación sea cada vez más restrictiva en apartados como las emisiones o la velocidad, el aumento de la variedad de vehículos accesibles con carnet B que disfrutas ahora mismo resultaba simplemente impensable hace sólo unos años.

Volver arriba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Realizar un comentario implica la aceptación de nuestra política de privacidad