Vive tu moto

Consejos para pasar un gran día en moto

3 minutos

La preparación personal de un piloto antes de rodar en pista se parece mucho a la que tú mismo debes seguir antes de salir a montar con tu moto en carretera o circuito.

Técnicos de Repsol Honda arrancando la moto en el box
Consejos para pasar un gran día en moto

Prepararse para un día montando en moto, ya sea rodando por carretera en salidas de fin de semana, viajando o en tandas en circuito, requiere una mínima preparación previa que te garantizará un día mucho más divertido, descansado y productivo.

En realidad todo comienza, como poco, el día anterior. Descansar debidamente es obligatorio y tampoco conviene comer demasiado, aunque sí tener fuerzas suficientes para resistir el día. Hidratos de carbono, proteínas, fructosa y cereales son alimentos que te van a ir de maravilla. La debida hidratación también resulta apropiada antes, durante y después de la actividad. Ten presente que, cuando empiezas a sentir sed, es que hace rato que has comenzado a deshidratarte.

Los pilotos ingieren lo mínimo antes de salir a pista. En realidad se trata más bien de una medida de precaución, ya que la presencia de alimentos en el cuerpo puede complicar el tratamiento de una lesión grave que requiera una intervención quirúrgica de urgencia. Lo mismo se puede aplicar a las comidas copiosas en salidas por carretera. Aparte de la falta de confort general que implica, una pesada digestión también juega en contra si se es víctima de un accidente de circulación con lesiones graves.

A estas alturas, quizá no haya que explicarte lo importante que es empelar la ropa y el equipamiento adecuados; que todo sea de tu talla y se encuentre en perfecta funcionalidad. Si puede llover, hacer mucho frío o mucho calor, que estés preparado.

Antes de subirse a una moto hay que calentar y estirar músculos debidamente para evitar calambres, tirones y otros dolores. El proceso consiste básicamente en calentar, estirar, trabajar (la actividad en sí misma) y estirar de nuevo.

El proceso de calentamiento tiene su lógica. Se inicia con movimientos en el cuello, hombros, espalda, brazos, codos, muñecas, estabilizadores de cadera, articulaciones, rodillas y tobillos. Se aconseja mantener cada ejercicio de  calentamiento unos 30 segundos, y dar al menos diez segundos a los estiramientos. Por supuesto, no olvides volver a estirar cuando finalices la actividad. Para conocer cada ejercicio al detalle, puedes recurrir a multitud de vídeos tutoriales disponibles en Internet.

Por último, pero no menos importante, si las cosas no van bien y tienes un accidente, es muy importante facilitar la labor de quien acuda en tu ayuda. Una chapa colgando del cuello con tu nombre completo, un contacto para emergencias, grupo sanguíneo, posibles alergias u otros detalles de interés, puede llegar a tener una utilidad de impagable valor.

Cuando hemos comenzado este post intuíamos que te podía extrañar la similitud entre los rituales de un piloto profesional y los de cualquier motorista, pero es algo lógico. Piensa que la actividad en sí es la misma. Se trabaja física y mentalmente en proporciones parecidas entre sí.

Los pilotos se entrenan especialmente para ofrecer su mejor rendimiento minimizando la fatiga. Lo hacen a un nivel extremo, pero eso no quiere decir que no se trate básicamente de la misma actividad que realizas tú mismo durante un viaje en moto, o cuando sales por carretera expresamente a disfrutar de la conducción y esa grandiosa sensación de libertad que sólo una motocicleta es capaz de proporcionar. Ahora sólo te queda salir ahí fuera a disfrutar.

Foto cabecera: Repsol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Realizar un comentario implica la aceptación de nuestra política de privacidad

Más Box Repsol...