MotoGP

Los frenos: el componente más potente de una MotoGP

4 minutos

Una de las cosas más complicadas de un vehículo que va muy rápido es naturalmente, cómo frenarlo. Las MotoGP, con su gran aceleración necesitan también una importante potencia de frenada.

Mecánicos box Repsol Honda frontal RC213V Marc Márquez
Los frenos: el componente más potente de una MotoGP

Dependiendo del circuito y sus requisitos de frenada, podemos encontrar diversos tamaños de disco

Imagina ir a toda velocidad en uno de los circuitos del Mundial. En un momento dado, las condiciones de la pista hacen que sea necesario frenar. El problema es que vas tan rápido que la potencia necesaria para detenerte es sencillamente colosal. Pues, ese es precisamente el punto fuerte que tienen los frenos de una MotoGP, rondando los 600CV de potencia, más del doble que el motor.

Aunque también cabe remarcar la importancia del freno trasero, en competición, el tren importante es siempre el frontal, con lo que casi todo el peso de la frenada recae en la rueda delantera. Desde los inicios del Mundial los discos de freno han sido uno de los elementos más importantes de la mecánica, y se han visto sujetos a cambios con el paso del tiempo. Si bien se solían usar frenos de acero, hoy día, estos solo se suelen montar en condiciones de lluvia. En su lugar el Equipo Repsol Honda cuenta con novedosos frenos frontales de carbono. Este material es más ligero y con una gran capacidad de frenada, aunque su vida útil en discos de freno suele ser muy inferior al acero, de tan solo unos 1.000km. Los discos de carbono de las RC213V son suministrados por Brembo, compañía con gran experiencia en el Mundial de Motociclismo.

Para funcionar correctamente, el conjunto de frenada tiene que mantenerse en una temperatura elevada. El margen de rendimiento oscila entre 200 y 800ºC. Este requerimiento hace que estas piezas sean de uso exclusivo para competición, pues en condiciones normales no alcanzaríamos tales temperaturas. Durante una carrera, “calentar los frenos” es imprescindible para poder usarlos con todas las garantías y poder así, tomar las curvas con una mayor seguridad y estabilidad. Los frenos se calientan durante la WarmUp Lap, pero también durante la carrera.

Dependiendo del circuito y sus requisitos de frenada, podemos encontrar diversos tamaños de disco. Los más habituales son los de 320mm, que tienen un peso neto de 850g. Unas condiciones de temperatura extremadamente altas, por encima de los 800ºC, pueden dañar severamente los frenos de carbono, y en circuitos de alta exigencia, se usan discos de alta masa para compensar esta circunstancia. Los discos de freno de alta masa cuentan con una superficie superior, aumentando su peso a 1.000g, pero ofreciendo una zona de contacto mayor con la pastilla.

También existen discos de freno de 340mm, pero su uso solo es obligatorio en el circuito de Motegi según el reglamento. Los discos de 340mm generan hasta 100ºC menos de calor gracias a que su mayor diámetro les exige una menor fuerza para frenar. Cuentan también con una versión de alta masa que alcanza los 1.200g de peso.

En el calendario podemos encontrar según las especificaciones de Brembo, 3 circuitos de alta exigencia además del ya mencionado Motegi. Sepang, Circuit de Barcelona-Catalunya y Red Bull Ring presentan dadas sus características zonas de intensas frenadas que ponen al límite estos componentes de la moto.

El resultado final puede resultar impresionante si miramos los números. Una MotoGP puede pasar de 320 Km/h a menos de 100 Km/h en unos 5 segundos durante una frenada intensa. Por ejemplo, en la frenada de la curva 1 de Mugello,  Brembo midió una frenada de 355 Km/h a 90 Km/h en tan solo 5,2 segundos, ¡con menos de 300m recorridos! No cabe ninguna duda de que los frenos son por mucho el componente más potente de estas magníficas monturas.

Volver arriba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Realizar un comentario implica la aceptación de nuestra política de privacidad