MotoGP

«Es brutal que un piloto que se juega el Mundial siga buscando así la victoria»

6 minutos

Marc Coma, cinco veces ganador del Rally Dakar, es un gran apasionado de MotoGP e incluso ha llegado a rodar con la Honda de Dani Pedrosa en Valencia.

Marc Coma llevado a hombros
«Es brutal que un piloto que se juega el Mundial siga buscando así la victoria»

«Dani Pedrosa puede estar orgulloso de su carrera. Si se ha mantenido tantos años en el Repsol Honda es porque es un piloto referente»

Durante una década, Marc Coma vistió los colores de Repsol en el mundo de los raids, logrando la victoria en el Dakar tanto en África como en Sudamérica y convirtiéndose en uno de los pilotos más laureados de la competición. Como buen apasionado del motor, Coma es un seguidor confeso del Campeonato del Mundo de MotoGP, que este fin de semana viaja a Tailandia con Marc Márquez liderando con holgura la clasificación general y Dani Pedrosa, recuperando sensaciones carrera tras carrera.

¿Sigues habitualmente el Mundial de MotoGP? ¿Qué te pareció la carrera que hicieron Marc y Dani en Aragón?

Sí, siempre que puedo sigo el Mundial de MotoGP; me encanta. La carrera de Aragón, me pareció fantástica. Es el tipo de prueba a la que nos han acostumbrado durante los últimos Grandes Premios, con luchas apretadas hasta el final. Es brutal que un piloto que se está jugando el Mundial siga buscando así la victoria. En Aragón, Marc logró la mejor estrategia de neumáticos y al final de la carrera fue el más fuerte.

Dani también hizo una gran gestión, aunque seguramente condicionada por el compuesto que eligió, pero estoy contento de volver a verle bastante arriba y motivado, después del pequeño paso atrás que dio a mitad de temporada.

¿Cómo crees que está gestionando Marc su liderato?

Este año veo a un Márquez más maduro que otros años y que sabe muy bien cómo gestionar la temporada. Parece que las Ducati han dado un paso adelante en esta segunda mitad de año, pero Marc ha encontrado su zona de confort, buscando los límites en los entrenamientos, y está siempre ahí.

Se le ve cómodo en el cuerpo a cuerpo y sabe que si no puede ganar, va a estar igualmente luchando por el podio. Siempre encuentra el punto que le hace falta para estar arriba. Con la victoria en Aragón, les dio un golpe de moral.

Quedan cinco carreras y Márquez tiene 72 puntos más que el segundo clasificado. ¿Qué crees que puede pasarle por la cabeza cuando salga a pista en Tailandia?

Con una ventaja de 72 puntos, lo tiene muy bien y ahora es cuestión de saber gestionarla. Quizás es la parte más difícil, cuando tienes la victoria a tu alcance pero aún no la has conseguido; te crea unos nervios y una incomodidad que hay que saber controlar. Aunque cuando subes a la moto, eso desaparece.

Se tendrán que ver las condiciones meteorológicas, pero él sabe aislarse de la presión y, si es en seco, veremos al Marc de siempre. Conociéndole, no dejará pasar ninguna oportunidad para ganar todas las carreras que quedan. Si cambian las condiciones, quizás sea más conservador, pero como decía antes, su zona de confort es yendo al máximo.

En una parrilla con pilotos como Rossi, Lorenzo, Viñales o Pedrosa, ¿cómo te explicas el dominio de Marc?

Creo que Márquez ha cambiado la manera de pilotar y de buscar los límites de la moto. Hasta su llegada a MotoGP, cuando alguien se caía era porque había perdido el control, sobre todo desde que se incorporó la electrónica. Pero ahora, si lo ves desde fuera, hay veces que parece que Marc busca la caída para comprender bien el límite de los neumáticos y la moto en cada circuito.

Si nos fijamos en sus estadísticas, se cae mucho durante los entrenamientos pero no en carrera. Esto es porque aprende dónde están los límites. Nunca había visto un piloto con esta forma de enfocar las carreras.


Marc Coma oteando el terreno sobre una duna
Marc Coma oteando el terreno sobre una duna

Estamos viendo carreras muy igualadas y resultados ajustados. ¿Qué te parece el espectáculo actual de MotoGP?

El espectáculo que estamos viendo actualmente en MotoGP es fantástico. La clave ha sido el acierto de Dorna limitando la parte de la electrónica, que sea igual para todos. Esto ha equilibrado mucho más el campeonato y ha cambiado la competición en relación a los últimos años.

Antes parecía que en carrera se distanciaban mucho más entre ellos; la posición que tenían en la salida, prácticamente era donde acababan. En cambio, este año estamos viendo carreras mucho más apretadas y donde la manera de pilotar y de arriesgar parece más propia de Moto3 que de MotoGP. Esto es bueno para el espectáculo.

En Valencia se despide Dani, con quien subiste el Mont Blanc. ¿Qué recuerdas de aquella experiencia?

Con Dani hemos compartido muchas cosas. Durante varios años tuvimos el mismo patrocinador: Repsol y también Red Bull. Además, tengo muy buenos recuerdos de cuando subimos el Mont Blanc junto con Jesús Calleja y Héctor Barberá. Pude conocer a un Dani muy distendido, nos reímos mucho y creo que es de las experiencias más bonitas que he tenido con la gente de las motos.

¿Crees que le volveremos a ver en lo alto del podio? ¿Qué recuerdo destacarías de su carrera?

Sin duda, la mejor despedida de Dani sería ganar en Valencia. Su carrera ha sido siempre muy meticulosa, bien gestionada y siempre con avances muy lógicos y meditados. Es admirable lo que ha conseguido, y más teniendo en cuenta todos los años que ha estado a un nivel de profesionalidad altísimo.

Es una pena que le haya faltado el título de MotoGP, pero aun así, se puede ir muy orgulloso de todo lo que ha hecho. Si se ha mantenido tantos años en el Repsol Honda, es porque es un piloto referente. Le deseo lo mejor en sus siguientes etapas.

Probaste la moto de Pedrosa en 2006. ¿Cómo recuerdas aquella experiencia?

Sí, en 2006 tuve la oportunidad de rodar unas vueltas con las primeras 1.000cc y fue una gran experiencia. Me costó un poco entrar en la moto de Dani, porque mis piernas son mucho más largas y sobre todo, cogerle el tacto a los frenos de carbono, por no estar acostumbrado.

A la tercera o cuarta vuelta empecé a ir más rápido y me fui emocionando: me sentía como Dani Pedrosa corriendo en Valencia. Entonces, en una de las pocas curvas de derechas, me adelantó por fuera Kevin Schwantz , que estaba probando una 250 c.c. y fue un recuerdo todavía mejor.

Volver arriba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Realizar un comentario implica la aceptación de nuestra política de privacidad