MotoGP

El safety car, mucho más que un coche de seguridad

3 minutos

En cada Gran Premio, hasta dos coches médicos permanecen alertas ante cualquier imprevisto o accidente. Carlos Ezpeleta, conductor durante mucho tiempo del “Omega 1” (como ellos mismos llaman al primer safety car), nos desvela todos los secretos del trabajo que desempeñan en el Mundial de MotoGP.

Safety Car de MotoGP rodando en pista
El safety car, mucho más que un coche de seguridad

Muchos aficionados a MotoGP habrán tenido ocasión, alguna vez, de ver al Safety Car dando una vuelta de reconocimiento a algún circuito, o incluso se habrán fijado en que recorre el trazado completo tras los pilotos en la primera vuelta de carrera. Pero sus funciones son muchas más aparte de estas.

De hecho, el safety car, tal como Ezpeleta nos explica, es ante todo un “coche médico”, y no hay solo uno en cada GP, sino dos. Son conocidos como el Omega 1 y el Omega 2, y forman parte del medical team que Dorna dispone en el Campeonato.

Este equipo lo lidera el doctor Ángel Charte, junto a quien trabajan dos traumatólogos tan prestigiosos como son los doctores Xavier Mir y Enrique Cáceres. El grupo lo completan médicos de urgencias y un enfermero.

Sin embargo, lógicamente, no todos ellos se desplazan a cada Gran Premio. Por norma, viajan el doctor Charte junto con uno de los dos traumatólogos, el enfermero y al menos uno de los doctores de urgencias.

Coches para salvar vidas

Cuando hay un choque se actúa inmediatamente, por supuesto. Y junto con ellos, se activan el resto de coches de la organización y la ambulancia. Además, tan pronto como se ve que un piloto haya podido perder la consciencia, se muestra bandera roja y el resto de pilotos se retiran a boxes.

Debemos tener en cuenta que todos los marshalls (voluntarios ubicados a lo largo de todo el circuito para vigilar cualquier posible incidente) tienen comunicación con Dirección de Carrera, y en cuanto uno de ellos observa esa situación, la información fluye de forma inmediata y todos los vehículos salen a pista para dar respuesta al problema en cuestión de segundos.

El instrumental necesario
Los dos coches llevan medicinas y utensilios médicos de última generación, incluyendo instrumental para prácticas de reanimación en caso de ser necesario. Y, desgraciadamente, es algo que en alguna ocasión ha habido que utilizar, de ahí su importancia.

Cuando se trata de una lesión o problema grave, el piloto será trasladado al centro médico, donde es atendido por médicos locales. En el paddock encontramos también la clínica móvil, pero ésta está más enfocada a fisioterapia, rehabilitación o problemas menos relevantes.

Por otra parte, la clínica móvil también está enfocada a la atención no solo de los pilotos sino de absolutamente todas las personas del paddock. Incluso si alguien debe ser finalmente trasladado a un hospital, no es raro que se envíe a alguien de la clínica móvil para hacer un seguimiento.

Estamos, por lo tanto, hablando de un dispositivo complejo y muy bien organizado, y que lleva trabajándose de esta forma concreta desde el año 2012, con un funcionamiento que ha demostrado ser rápido y “muy acertado” ya en varias ocasiones. Aunque, tal como ellos mismos reconocen, “cuantas menos veces haya que demostrarlo, mejor”.

Comentarios

  1. Diego_Aguado dice:

    Buenos días. Tengo una pregunta para ustedes. ¿Los conductores del safery car también han de ser médicos? ¿Valdría con ser buen conductor? Muchas gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Realizar un comentario implica la aceptación de nuestra política de privacidad

Más Box Repsol...