Cultura Motera

CBR 1000RR Honda Repsol en pequeño para sus hijos

3 minutos

Gustavo Rojas construyó una moto réplica en pequeño de la suya: una CBR 1000RR con los colores que visten Marc Márquez y Dani Pedrosa. Esta es su historia.

Pocket Bike personalizada como una CBR 1000 RR en primer plano mientras en segundo plano hay una Fireblade Repsol Honda auténtica
CBR 1000RR Honda Repsol en pequeño para sus hijos

La CBR 1000RR Honda Repsol en pequeño de Gustavo Rojas tiene su historia. Gustavo tiene un canal de YouTube dedicado a las dos ruedas. Lo abrió en el 2009. Comparte consejos de mecánica, salidas con los amigos, nos muestra sus últimas adquisiciones. Y nos presenta a sus hijos: Rachmy, de 11 años, y Samuel, de cinco. Empezó con las bicis y nos cuenta que lo suyo eran las “las rampas, los saltos y los trucos”. Con su primer trabajo pasó de los pedales a los caballos. Compró su primera moto, de 100cc, y fue progresando. Sus estudios de electromecánica industrial, tutoriales en internet, foros, y el contacto con algunos moteros españoles que le han echado una mano en cuestiones de mecánica fueron de gran ayuda para ir adquiriendo nuevas máquinas, y adaptarlas a su gusto. Han pasado cerca de 25 años desde que en su vida entró esa primera motocicleta. Por el camino, una estupenda esposa, a la que también le encanta el motociclismo, y esas dos maravillas que parecen seguir su camino.

Su primera moto de velocidad fue una Honda VFR 800, un auténtico clásico de la marca japonesa. Luego tuvo una CBR 600F4, más tarde la RR, hasta que hace algunos años tuvo la oportunidad de adquirir el modelo del 2008 de la mítica CBR 1000RR. Una vez comprada su última joya, decidió logotiparla con los colores del Equipo Repsol Honda. “Siempre he sido muy de Honda y en mi país casi nadie la tiene como la mía”, explica Gustavo, que en el 2015 tuvo la oportunidad de ver una carrera de MotoGP en Austin (Estados Unidos). Cuenta que hicieron cola para conseguir la firma de Márquez, pero no hubo suerte. El piloto de Cervera ganó con autoridad aquel Gran Premio celebrado en Texas.

Pasaron los años, y cuando sus hijos fueron creciendo, Gustavo decidió comprarles una moto pequeña para que probaran si esto de las dos ruedas les gustaba. Le salió barata: estaba hecha polvo. Con sus conocimientos de mecánica, y con la ayuda de toda la familia, fue arreglándola. “Rachmy y Samuel me pasaban las herramientas, me ayudaban a limpiarla, me sostenían la llanta…”, comparte este orgulloso padre. Una vez terminada, decidió ir un poco más allá. “¿Cómo queréis que la pintemos?”, preguntó a sus hijos. Ellos lo tuvieron clarísimo: “Como la tuya, papá”. Y de nuevo, todos juntos, se pusieron a ello. Diseñaron con el ordenador, encargaron las pegatinas a medida y trabajaron duro para que quedara igualita que el hermano mayor. Lo consiguieron.

¡Los niños pilotan por el circuito como pez en el agua! Hoy Rachmy ya sabe pilotarla con soltura. Y el pequeño Samuel empieza a defenderse bien. Eso sí: “Siempre siguiendo de manera muy estricta todas las normas de seguridad”. Recuerden ese apellido, porque quién sabe, quizás dentro de unos años oigamos hablar de los hermanos Rojas de San José de Costa Rica.



Grabación de Dani Pedrosa con el Móvil

Cultura Motera

5 ‘time lapse’ que demuestran la creatividad y pasión de nuestros fans



hace 1 hora

Grabado Repsol no-oficial sobre madera

Cultura Motera

Más customizaciones Repsol Honda Team



hace 1 hora

Comentarios

  1. Gustavo Rojas dice:

    Muy buenos tiempos, gracias Team Repsol por este reportaje.
    Les cuento que ya ellos practican en circuito de una manera recreativa

    Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Realizar un comentario implica la aceptación de nuestra política de privacidad

Más Box Repsol...