Andrés Vilariño

Andrés Vilariño

1985 - 1996 coche

Andrés Vilariño

Una leyenda en las subidas de montaña

El piloto vasco se convirtió entre la década de los 80 y 90 en una de las grandes referencias en las carreras de montaña.

Con su reconocida barqueta y la "R" de Repsol, logró numerosos triunfos y deleitó a los miles de aficionados a esta modalidad de las carreras de motor.

Campeonato de España de Montaña de 1985
  • copa

    4 Campeonato de Europa

    Campeón de Europa de Montaña FIA 1989-1992

  • copa

    + 40 Victorias

    con Repsol

  • copa

    + 90 Podios

    con Repsol

Campeonato de España de 1985

Las carreteras de montaña

En carreteras sinuosas (...), hay que tener muchos reflejos y conducir con mucho amor propio, con mucha agresividad, pero a la vez con mucho control ya que las barquetas son coches que aceleran muchísimo y tienen una velocidad de paso por curva muy elevada

Andrés Vilariño
Compitiendo en el 1989

Su primera participación en un campeonato de Europa en el 86

Hacía muchísimo frío en Austria e incluso nevó durante la noche. En aquella época no usábamos aún mantas eléctricas para calentar las ruedas antes de la salida, y mi mecánico Antxon Muñoz conectó unas lonas que llevábamos al tubo de escape del camión, y las puso tocando los neumáticos de la barqueta para que cogieran temperatura. El invento funcionó de maravilla, y en la primera manga de carrera conseguimos ya una ventaja que luego sería decisiva

Andrés Vilariño
Compitiendo en el 90

A las puertas del campeonato de Europa en el 88

Creo que, desde siempre, me han convenido los trazados rápidos; no sé exactamente el por qué. Incluso mi hijo Ander parece haber heredado esta característica y es en los circuitos más rápidos donde mejor se desenvuelve

Andrés Vilariño

El Rey de la montaña

Su carrera comenzó a brillar en 1979, con la consecución del título de Campeón de España de Montaña en la categoría de turismos.

En 1980 volvió a lograr el título Nacional y durante los siguientes años siguió compaginando la montaña con algunos Rallys a nivel regional logrando ser Campeón Vasco-Navarro de Rallys en 1983. En 1984 logró el título de Campeón de España de Montaña con una barqueta, el vehículo que marcó su carrera deportiva.

En 1985 Repsol entró a patrocinar a Andrés Vilariño, estrenando así la famosa decoración blanca en la barqueta Lola T298 con motor BMW con la que logró el Subcampeonato Nacional. En 1986 Repsol decidió dar el paso al Campeonato Europeo y con Vilariño consiguió el tercer puesto en 1986 y 1987, el segundo en 1988 y, finalmente, se coronó Campeón en 1989. Los siguientes cuatro años, hasta 1992, fueron años de hegemonía con el equipo Repsol y logró el título en todas las ediciones. Andrés Vilariño también participó en dos ocasiones en las 24h de Le Mans.

A lo largo de su trayectoria con Repsol, Vilariño pilotó la barqueta Lola con tres decoraciones diferentes, entre 1985 y 1987 fue blanco, en el 88 lució un color rojo, y desde el 89 pasó a ser la reconocida versión en azul que arrasó en el Europeo durante 4 años. En ese mismo año pudo exprimir el motor BMW de 2.5 litros que propulsó su rápido monoplaza por las sinuosas carreteras de montaña.

En el Box con el equipo en 1992

?php _e('GP de Japón de 2006', 'promo-aniversario'); ?>

Campeonato de España de Montaña de 1985

Campeonato de España de Montaña

El gusto por la velocidad, cosa de familia

Andrés Vilariño Compitiendo en 1990